Sabemos que no te costará mucho. Es muy simple: Lee la siguiente frase como tu novia, esposa o significant other

“Un cuchillo… ¿Y para qué?”

Y ahora, cierra los ojos y trata de elaborar una respuesta convincente.

¿Difícil, cierto? Es decir, no es que en tu trabajo abras cartas todos los días. Tampoco te dedicas a ningún tipo de arte que requiera cortar papel para ganarte la vida, no siquiera como un hobby.

¿Cómo justificar la compra de un hermoso cuchillo plegable Nesmuk Janus? ¿Cómo hacerles entender que fue amor a primera vista y que ni su precio, que parte en los US$ 790, podrá quitártelo de la cabeza?

nesmuk_folder_janus_pianolack_schwarz_hochglanz_zu

Y es que es imposible dejar de pensar en esa elegante hoja de 3,3 pulgadas, hecha de un acero inoxidable especial que fue bañado en DLC (Diamond-Like Carbon, Carbono como diamante) mate que realza su belleza y le da un mejor rendimiento al cortar.

Ver la navaja hace que todas las ganas de conocer Alemania se te vengan de golpe a la cabeza. Es en Solingen donde esta maravilla fue fabricada a mano, con cuidados detalles que la hacen una pieza única de artesanía.

El mango, por ejemplo, está unido a través de piezas roscadas que no se ven y está recubierto en laca de piano para darle un toque adicional de durabilidad y elegancia.

nesmuk_folder_janus_pianolack_schwarz_etui_elchlederetui

El cuchillo plegable de Nesmuk Janus viene en colores negro, azul, blanco o naranja. Y también hay una versión más cara (US$1.217) que fue hecha con plata labrada.

Aunque en tu corazón ya tienes claro dónde y por qué comprarlo, honestamente es difícil encontrar una buena razón para convencer al mundo de que lo necesitas.

Quizás, la estrategia sea comprarlo y listo. Total, cuando alguien te pregunte por qué te compraste esta belleza de cuchillo si no lo necesitas, puedes responder: “Y tu, ¿por qué tienes un reloj de pulsera si puedes ver la hora en el celular?