Si andas en bicicleta, viajas por negocios o vas apretujado en el metro cada mañana, descubrirás a poco andar que la camisa de repuesto se hace absolutamente necesaria. Sea porque llegaste todo sudado al trabajo, porque necesitas cambiarte para ese viaje de negocios de dos días o porque las aglomeraciones te dejan la ropa como lechuga, lo cierto es que tener una camisa de respaldo se hace necesario si quieres verte presentable.

Pero ¿dónde vas a llevar esa prenda para que esté perfectamente estirada? ¿En la mochila? ¿Entre medio del equipaje que embarcas? ¿En el maletín? No pues. Va a llegar igual de arrugada que la que tienes puesta.

Para estos casos lo mejor es contar con una carcasa protectora como Patrona Shirt Shuttle, un verdadero transportador para que tus camisas sobrevivan planchadas a los ajetreos de tus viajes.

Captura de pantalla 2015-03-05 a la(s) 11.16.16

Diseñado por un equipo británico de la marca, este case para camisas es a prueba de agua y soporta impactos y golpes.

El secreto de tus camisas estiradas radica principalmente en un panel sobre el cual debes doblar tu camisa. Este trae un dispositivo para reforzar el cuello y mantenerlo estirado durante el viaje. Una vez doblada la prenda, la pones dentro del case y quedará fija y protegida de los terribles agentes arrugadores.


Patrona-Shirt-Shuttle-MK3-Gift-Idea-for-Him (1)

Patrona Shirt Shuttle está en oferta por US$ 50 en Amazon y aquí puedes ver la carcasa en acción: