Hay dos cosas despreciables en esta vida: las camisas manga corta y las mochilas vacías.

Quizás te ha ocurrido que sales de tu casa con alguna cosa importante que debes entregar, pero una vez completada la misión te quedas todo el día con una mochila grande, vacía, incómoda y que pesa menos que los argumentos de Donald Trump. ¿Dónde diablos meterla?

Por suerte, siempre hay genios a la mano para resolver estos problemas cotidianos (una tontería comparados con los verdaderos problemas que acarrea la existencia), y que pueden diseñar un producto como la Pop’n’Pack, una mochila plegable y que puedes guardar en un mini-bolso que cabe en la palma de tu mano.

Master-Piece es la empresa creadora de esta genialidad. La compañía basada en Osaka, Japón, desarrolló una mochila pensada para entregar funcionalidad, comodidad y un bello diseño en un accesorio muy liviano.

La mochila está fabricada con hilos de nylon de alta intensidad FR100, los cuales incorporan una tecnología que retarda el efecto de las llamas (evitaría, por ende, una quemadura de cigarro o que pierdas todo por botar tu Pop’n’Pack a la fogata playera). Además tiene un armazón de metal que la hace fácil de doblar y guardar.

La Pop’n’Pack viene en dos tamaños y en siete colores: verde, amarillo, rojo, gris, negro y camuflado. Puedes comprarla en la tienda online de Master-Piece a un precio de US$98.

¿Aún no lo crees? Acá puedes verla en acción.