Hay conciertos tan inolvidables, que es prácticamente imposible no guardar la entrada como recuerdo. Aunque sea un pedazo de cartón manoseado, el último vestigio que te dejaron los guardias antes de entrar a escuchar a tu banda favorita, ese trozo de papel adquiere superpoderes: Te emociona y debilita como la kriptonita a Superman cada vez que lo ves en el velador.

No hay ninguna razón para que esa pieza de colección no pueda tener un lugar de privilegio en la casa. Sin embargo, no nos referimos a que pongas el talón de la entrada detrás de un vidrio a prueba de balas, sino más bien a transformar ese ticket en un bello felpudo para que tus visitas se limpien los pies

Sí, tal como leíste. Ahora no necesitarás Facebook para pavonearte con tus amigos sobre tus gustos musicales. Ahora puedes recibirlos cada vez que vayan a tu casa con un hermoso vestigio del concierto más inolvidable de la historia. Solo tienes que tomar tu entrada, escanearla y encargar el servicio a  Lakeside Photo Works. Amablemente, los muchachos de esta empresa harán una réplica del talón en cualquiera de sus dos tamaños: 60 x 91 cm. o en 152,4 x 91 cm.

El resultado es espectacular: Prácticamente igual que tu entrada, como se puede ver a continuación.

entrada-limpiapies

Si perdiste la entrada, pero lograste capturar con el celular algunas fotos del concierto, genial. Puedes seguir el mismo procedimiento y podrás rememorar cada día ese recital inolvidable.

Los felpudos parten en US$ 34 + US$ 15 por gastos de envío y están disponibles en el sitio oficial de la empresa.

Sobre El Autor

Periodista, romántico empedernido, sufridor confeso. Su vida es una película, una comedia romántica con toques dramáticos, pero comedia al fin y al cabo. Cree en Dios para los partidos de la Selección o cuando no puede olvidar a una fémina. Ama el tango y el Glam-Rock, pero no odia el reggaetón. No le gusta como sale en las fotos.