No tenemos dudas de que el mundo tendría mucha más clase y distinción si aún vivieran los dinosaurios :'(

Basta imaginar una cabalgata en un triceratops o un enorme tiranosaurio rex caminando por tu jardín. ¿Es mucho pedir?

La tienda Hammacher Schlemmer cree que no y por lo mismo ofrece lo que tiene a mano para satisfacer al paleontólogo secreto que llevas en tu corazón: una réplica de T-Rex de tamaño natural.

Sí, 12 metros de largo (cola a nariz) y 4,5 metros de alto. Un armatoste inspirado en los fósiles encontrados en South Dakota por Stan Sacrison, en 1992. Su estructura es de acero, pero cada uno de los huesos (190) están hechos con una resina de poliuretano que se asemeja a los del fósil original. ¿Su peso? 680 kilos.

Un T-Rex requiere espacio y si lo tienes necesitas al menos cuatro personas y una hora de tu importante tiempo para poder armarlo. Nada tan terrible. ¿El problema serio? Su precio es cercano a la fecha de extinción de estos gigantes: 100 mil dólares, equivalentes a unos 59 millones de pesos.

Dato: Los tiranosaurios vivieron en la Tierra hace 66 millones de años.