Tus hijos se preocupan.

Por supuesto, no tienen las mismas preocupaciones que tu y no los vas a ver cavilando por los pasillos de la casa sobre cómo estirar el presupuesto, como hablar con el jefe sobre el aumento de sueldo, dónde mandar a arreglar el auto o cómo tapar esa gotera insistente que lleva cinco inviernos mojando el piso.

Tus hijos tienen temor, sienten ira contra el amigo que les quitó un juguete, sienten celos por ese nuevo hermano que viene en camino. A veces, son víctimas de matonaje. Y muchas veces, aún más difícil que enfrentar esas preocupaciones y miedos, es tener que contártelo a ti.

La comunicación no siempre fluye entre padres e hijos por diversas razones. Por eso, como un instrumento para facilitar ese contacto necesario entre papás e hijos, la empresa Devir Chile trajo a Chile los Worry Eaters.

Los Worry Eaters son una serie de muñecos desarrollados en Alemania que servirán de recipiente de las preocupaciones de tus hijos. Deberás pedirle a tus retoños que, cuando tengan un miedo o preocupación, la dibujen o escriban en un papel. Luego, deberán doblar el papel o arrugarlo e introducirla en la boca de los “eaters”. Así, el muñeco se encargará de comerse ese problema que lo tiene aquejado.

Saggo, Schnulli, Flint, Flamm, Betti, Bill, Enno y Polli, que es el nombre que tienen estos amigables monstruos, serán el camino por el que te enterarás de las cosas que tienen abrumado a tu hijo o hija. La idea es que seas capaz de leer esas preocupaciones y conversarlas con tus hijos para aclarar sus dudas o despejar esos temores.

Los muñecos han tenido un gran éxito en su país de origen y llegaron a Chile dos formatos: Large y Medium, a un costo de $19.990 y $11.990 respectivamente.

Sobre El Autor

Periodista, Padre Primerizo desde 2013, "Bicho de Internet" desde 1997 y guitarrista desde el 2015. Volvió a ejercer la profesión más antigua del mundo: la de dar a conocer informaciones a la comunidad. También es Co-Director de RevistaXY.com