La verdad es que el ruido, el cemento, los edificios y la rutina terminan por aburrir a cualquiera. Por mucho que uno sea un animal de ciudad, llega un minuto en el cual quieres mandar todo a los 8.848 metros del Everest y aislarse por un rato o para siempre.

Bueno, si estás en esa parada gris, te tenemos un datito. Ahora puedes ser dueño de un lugar de retiro espiritual, en medio de una península con mar calipso y arenas blancas.

Se trata de Turtle Tail Drive, una península ubicada en las islas Provinciales, dentro del territorio de Turcos y Caicos, en pleno mar Caribe. Si bien no es una isla, no hay vecinos ruidosos ni molestos.

La propiedad tiene poco más de 150 metros de playa completa y absolutamente privada, además de un muelle. Su casa es maravillosa y cuenta con seis habitaciones (incluyendo dos dormitorios principales), una cocina gourmet, comedor para 20 personas y un bar privado en la costa.

Por si fuera poco tiene una terraza de 185 metros cuadrados con una piscina especialmente vidriada para poder disfrutar de la inigualable imagen del agua.

Probablemente sea un poco caro para ti, pero si te pones de acuerdo con un amigo, probablemente puedan juntar los 7,5 millones de dólares que cuesta esta maravilla del Caribe. Cosita poca.