Agregar tinta a la piel siempre ha sido un método para corregir errores algún tatuaje. Sin embargo, el remedio paulatinamente se ha ido convirtiendo en un nuevo estilo, al punto de que hoy se habla de una moda: los blackout tattoos o tatuajes oscuros o ennegrecidos.

Estos, básicamente, son trabajos donde se cubren grandes partes del cuerpo con tinta negra, dejando espacios libres de la piel como motivo decorativo y de contraste. Los trabajos toman varias sesiones y horas de dolor, pero los resultados parecen valer la pena.

En Instagram, el hashtag #onlyblacktattoos presenta una gran exhibición de la técnica, mientras que la tienda de tatuajes singaporense oddtattoer parece estar ganando adeptos en el mundo gracias a su trabajo con blackout tattoos. Aquí, una muestra:

#wip thanks Jowen !! #black #blackink #blackoff #blackworktattoo #blackwork #blackworkerssubmission #b_tattoo #coveruptattoo

Una foto publicada por C H E S T E R (@oddtattooer) el