Los mejores inventos para nosotros los hombres son aquellos que eviten planchar, lavar y cualquier otra labor doméstica que nos quita valioso tiempo para, sencillamente, la farra. Por esta razón presentamos una ingeniosa creación  de un amante de la jarana.

¿Aburrido de planchar sus camisas? ¿Hasta la coronilla de los olores que quedan atrapados en la zona axilar, luego de una extensa jornada laboral? La solución a sus problemas parece estar a la vuelta de la esquina. ¡Llame ya! La naciente compañía estadounidense Wool & Prince está desarrollando un nuevo concepto para esta prenda, resistente a las arrugas e intransigente con la fetidez.

Cuello perfecto: difícil de lograr con el planchado.

El proyecto está en la plataforma de financiamiento Kickstarter.com y la meta para dar inicio a la venta del producto (30 mil dólares) ha sido completamente superada, por lo que el próximo 22 de mayo saldrían a la venta las primeras unidades, a un costo de 98 dólares (cerca de 50 mil pesos chilenos), para quienes apoyen la iniciativa.

¿Cuál es el secreto? Wool & Prince abandona el algodón para fabricar sus camisas con lana. Al leer esto, seguramente pensará que el material picará más que chaleco tejido por su abuelita. Sin embargo, Mac Bishop, creador de la empresa, jura de guata que no es el caso, porque el material usado es de fina calidad. Él propio Bishop testeo la prenda durante 100 días consecutivos –a veces con una polera abajo- y asegura que ni siquiera fue necesario ponerla en la lavadora.

Camisas de Wool & Prince: usan lana, tejido que naturalmente tiene las propiedades señaladas.

En Wool & Prince usan lana, tejido que naturalmente tiene las propiedades señaladas.

La lana dura seis veces más que el algodón y tiene propiedades naturales que impiden formación de arrugas. “Tiene una ondulación que ayuda a mantener su forma. Las fibras pueden ser estiradas y vuelven a su forma original”, explica. ¿El tema de los olores? El sudor no tiene aroma, pero al quedarse en la piel genera bacterias que crean hediondez. La lana, a diferencia de otros textiles, absorbe más rápido la transpiración, evaporándola y evitando las emanaciones. Igual se recomienda lavar las camisas de vez en cuando, no exagere. El único cuidado es no ponerla en una secadora.

Como bonus, venden la pomada de que la lana es un aislante natural, por lo que mantiene alejado al frío en invierno y le saca la lengua al calor en verano. ¿Qué tal? ¿Compraría una de estas camisas?

Para conocer la marca de este magnifico invento para el hombre que no quiere malgastar su tiempo en cosas de mujeres- chicas, evitar pensar que es comentario machista- les copiamos la URL del sitio web:

http://woolandprince.com