Recién comenzada la primavera y aún por las noches corre un viento fresco que amerita un plato caliente. La cazuela de ave es muy rica y fácil de preparar. Que mejor que un una sopa para una cena en pareja, así entibias la velada tornando el ambiente más acogedor aún, con la sorpresa para ella de tus habilidades como Chef.

Motivado por la idea de hacer alarde de tu versatilidad en lo culinario, comienza por recolectar todos los ingredientes necesarios para la preparación de este simple plato con la gracia y encanto de la comida casera. Entonces, esta sería la lista que debes completar, nada que no se consiga fácilmente, incluso muchos de los ingredientes de seguro los tienes en la despensa de tu departamento y otros tantos en el refrigerador.

  • Pollo (4 presas)
  • Arroz (3 cucharadas)
  • Zapallo (1/4 Kg)
  • Zanahoria (1)
  • Cebolla (1/2)
  • Porotos verdes (1/2 taza)
  • Papas grandes (4)
  • Choclo (4 trozos)
  • Cubo de caldo de ave (1)
  • Cilantro
  • Ajos (1 diente)
  • Pimienta
  • Orégano
  • Sal

Con todos los ingredientes listos en el mesón de la cocina comienza el desafío, preparar la cazuela. Lo primero es lavar las presas de pollo y luego freírlas junto con la zanahoria, la cebolla cortada en cascos, el diente de ajo, el toque e orégano, la pizca de pimienta y la sal a gusto.

Una vez que todo esté frito, agregar agua hirviendo hasta tapar todo el contenido de la sartén. Pasarlo a una olla y dejarlo a fuego lento unos 5 minutos. Acto seguido agregar el choclo, las papas y los porotos verdes que has rebanado más el zapallo cortado en trozos grandes y se remata con las tres cucharadas de arroz.

El último paso es cocinar por 15 a 20 minutos, dejando reposar unos 5 minutos antes de servir los platos. Para que se conserve caliente por más tiempo, lo mejor son platos hondos de greda (arcilla) o madera, añadiendo más sazón y aspecto de comida casera. Y para quienes le gusta, agregar un poco de cilantro picado finamente con lo cual la cazuela se hace más rica y aromática.

Para festejar es común valerse de algún pretexto, por ejemplo, con el cambio de estación que da paso a la primavera, que siempre ha sido motivo de celebración en la historia de la humanidad. Entonces, por qué no hacerlo a la luz de la velas, en la intimidad del hogar, aprovechándose de las noches frías rezago del invierno. Y lo principal, con una rica cazuela y en compañía de tu pareja. Si toman todos estos ingredientes, la noche puede ser perfecta… ¿no les parece?.

Sobre El Autor

Chef profesional, oriundo de Talca, capital de la región del Maule, Chile. Un joven profesional de la cocina que con una corta pero intensa carrera profesional, de la noche a la mañana salió del anonimato para convertirse en el Chef de moda de la televisión chilena y desde que la fama tocó a su puerta su vida cambió; de estar en la cocina ahora deambula por todos los sitios con sabor y aroma a farándula: ambiente que el mismo señala no le gusta mucho.