Cuando la pasión nos atrapa, cuando el ansia no conoce límites, cuando la urgencia hace que se nos olvide hasta nuestro nombre, cualquier lugar es bueno para tener sexo.

En serio. Enredados en medio del calor sofocante del deseo, no hay piso suficientemente sucio, ni espacio suficientemente público ni temperatura suficientemente baja. Eso hasta que la pasión baja, la cordura vuelve y nos acordamos de lo que hicimos. Ahí la cara se nos llena de risa e incredulidad, a veces hasta de un poco de vergüenza.

Por eso, los muchachos del canal WatchCut Video le pidieron a la gente que indicara los lugares más extraños donde ha tenido sexo. Y por si no sabes inglés, estas son algunas de las joyitas:

  • En la primera fila de un cine
  • En el trabajo
  • En el porche de una casa, con -30 grados, en pleno invierno
  • En una mesa de pool
  • En el piso, debajo de una escalera, en la casa de un cliente
  • En un museo o detrás de uno
  • En una minivan que encontraron con las puertas sin seguro
  • En un callejón en Corea del Sur
  • En una iglesia
  • En una secadora de ropa encendida
  • En la cama de mis papás

Si lo tuyo es el idioma de Shakespeare, disfruta sin intermediarios con este video: