A menos que seas estrella porno, superdotado, redactor de XY o mentiroso, tus sesiones de sexo (el acto mismo) deberían durar en promedio entre 3 y 7 minutos. Lo dicen varios estudios científicos, incluyendo este que fija la media en 5,4 minutos.

Como la ciencia es verdad, no vale la pena ponerse a pelear con ella, sino que poner en práctica formas de mejorar tu rendimiento y que, a la larga, te ayuden a durar más en la cama. Sobre todo si estás en el lado bajo del promedio.

¿Un ejemplo? Pensar en otra cosa mientras tienes sexo. Es un método completamente natural y solo debes encontrar el área de conocimiento que es más efectivo para ti. Si la originalidad no es lo tuyo, aquí proponemos cuatro cosas en que puedes pensar para prolongar tu tiempo en la cama.

OPERACIONES MATEMÁTICAS

Puedes comenzar contando, simplemente. Sin embargo, pronto tendrás que ir haciendo operaciones más complejas para poder estirar los segundos antes de un orgasmo. Recomendamos multiplicar y/o dividir para mayor efectividad.

ALINEACIONES DE EQUIPOS DE FÚTBOL

Todo, obviamente, en tu cabeza, no a viva voz. Pueden ser las mejores alineaciones en la historia de tu equipo favorito, los 11 ideales de los equipos que juegan la liga local, selecciones, etcétera. Si no logras contenerte con esto, quizás tengas un problema.

TRIVIA DE GEOGRAFÍA

Otra forma efectiva de durar más en la cama es comenzar a nombrar países y sus capitales. Lo ideal es hacerlo por continente. Infalible.

CELEBRIDADES O POLÍTICOS NO ATRACTIVOS

Sí, piensa en alguien famoso con quien nunca tendrías sexo. Excelente antídoto, sobre todo, si es alguien de la política.

¿Tienes otros ejemplos? Comenta abajo para ayudar a quienes lo necesiten.