Si crees que hablar fuerte, tener un auto último modelo y la billetera gorda son los elementos clave para seducir a una mujer, te tenemos noticias: estás equivocado.

Conquistar a una chica es un arte, y como tal requiere trabajo, tiempo y, sobre todo, dedicación. Es cierto, no todos son Picasso, sin embargo, hay algunos pequeños trucos o consejos que pueden colocarte a la altura de los grandes maestros de la pintura del amor. XY te invita a vencer el miedo y olvidar todos los “no” que te han dado en la vida, con estas 8 formas de impresionar a una mujer Después de esto, quizás te den una oportunidad.

1. Dale cumplidos

No se trata de tirarle frases como “tanta curva y yo sin frenos” o “cuánto globo y yo sin fiesta”. Tampoco es recomendable caer en el crimen de la cursilería, que ya con Arjona tenemos demasiado. Sé simple al descubrir la belleza que encierra o la inteligencia que expresa

2. Mírala a los ojos

Nada de miradas invasivas bajo la línea del mentón, ni tampoco miradas evasivas. Al momento de hablar frente a una mujer -o cualquier persona- tienes que verla a los ojos, así das la impresión de ser alguien con convicciones claras y que entrega confianza. 

3. Hazle preguntas

“El secreto de aburrir consiste en contarlo todo”, decía el viejo Voltaire. Si vas a monopolizar la conversación, mejor quédate en la casa. Dedícate a hacerle preguntas, a saber sobre su vida, a dejarla brillar. Eso además genera un aura de misterio alrededor tuyo, que con un poco de suerte ella querrá develar en la siguiente cita. 

4. Ábrele puertas y quítale el abrigo / ofrécele abrigo

Ser caballero oculta tus intenciones y potencia tus posibilidades. Abrir la puerta del auto, de un restorán, de tu casa o de lo que sea. A las mujeres les gusta sentirse como verdaderas princesas y este simple gesto es la entrada a su reino. Lo mismo corre con modales de buena crianza como quitarle el abrigo al sentarse en un lugar cerrado u ofrecerle abrigo en una noche fría que la encontró sin la ropa adecuada para enfrentarlo.

5. Cuida tu lenguaje y muestra tus conocimientos

Esto no es la feria, ni un estadio, ni una reunión con los amigotes. Usa un buen lenguaje, entre más florido, mejor, pero sin sonar como un diccionario de palabras raras. Al mismo tiempo lleva la conversación por distintas áreas, no te quedes pegado en tópicos básicos como tu equipo de fútbol favorito. Haz el papel de hombre preparado e interesante. El límite es no parecer un sabelotodo.

6. Cuida tu imagen personal

Dicen que al final lo que importa es lo que llevas dentro, pero generar una buena impresión de lo que llevas fuera es un soporte fundamental. No traiciones tu estilo, pero luce prístino y limpio. (Incluso en el look cuidadosamente desordenado) Revisa que tu cara no tenga cuerpos extraños, córtate las uñas, no te metas el dedo en la nariz y utiliza gestos que inviten a la confianza. No olvides esconder los olores.

7. Paga la cuenta de la primera cita

Es cierto, la igualdad de género también invita a igualdad de responsabilidades e incluso a la igualdad a la hora de pagar la cuenta. Pero al menos en la primera invitación, paga tu, a la antigua. Tu bolsillo no morirá desangrado y es un gesto que demuestra cuánto apreciaste su compañía. Si insiste mucho, ofrece pagar a media en la próxima oportunidad, lo que además devela tu intención de seguir viéndola.

8. Sé divertido, entretenido y auténtico

Esto no es un circo ni un programa de humor para sacar a relucir tus chistes de salón, pero estamos seguros de que tienes algún gen que te da chispa. Sé jovial e incluso atrévete con actividades poco tradicionales para una cita. Pero lo más importante haz cosas que no te saquen de tu zona de comfort, que no te hagan hacer el ridículo. Haz cosas que te permitan ser tu mismo.