¿Te acuerdas del fenómeno Netflix and Chill? Cómo que no, mentiroso… Ok, vamos a refrescarte la memoria…

Desde hace un tiempo, hemos venido hablando del concepto Netflix and Chill. En una primera pasada por el traductor de Google y un poco de imaginación, puedes interpretarlo como invitar a una chica a tu casa a ver alguna película en Netflix y relajarse. Suena como un panorama. Sin embargo, la intención de fondo es tener sexo, por lo que el término no es ni más ni menos que un eufemismo de una noche apasionada con el servicio de streaming como excusa.

Bueno, como siempre, hay quienes han querido sacar provecho de este fenómeno. El mejor ejemplo de esto es el artista Tom Galle y sus amigos del colectivo artístico Art404 quienes pusieron en arriendo a través de Airbnb este departamento de una habitación en Manhattan, Nueva York, completamente preparado para una noche de puro y absoluto Netflix and Chill con tu esposa, novia o significant other de turno.

netflix_2

Galle tiene antecedentes llevando más allá algunos fenómenos digitales, como por ejemplo esta aplicación que permite encontrar los tweets más tristes y foreveralone de la historia, por lo que no es de extrañar que haya tomado la tendencia y haya creado algo con ella.

Como podrás imaginar, el departamento está completamente preparado para acostarse en la cama y ver películas. Cuenta con un proyector en el techo que lleva la imagen a una pared inmaculadamente blanca donde aparecerá el filme favorito de ambos. Además, tiene un frigobar con bebidas y tragos.

netflix_4

La guinda de la torta: el absolutamente-kitch-y-por-lo-mismo-hermoso cubrecamas con el logo del popular servicio de streaming, coronado por dos también-recontra-kitch almohadones rojos que dicen Netflix. Como si importara Netflix en todo esto…

La habitación está disponible solo por febrero y cuesta US$ 400 la noche, por lo que debes apurarte si tu intención es tener un gran e inolvidable día de los enamorados viendo películas (¿?).