El mundo de los juguetes eróticos masculinos puede sonarte a algo tabú o para tipos desesperados. Sin embargo, es un mercado que crece con la intensidad de un orgasmo.

Hay juguetes para todos, absolutamente todos los gustos. Para solistas y para usar en pareja. También hay cosas que nunca te imaginaste.

Es en ese contexto que nuestro departamento de investigación decidió realizar una profunda búsqueda en los mares de internet para construir conocimiento y compartirlo con ustedes.

Estos son los juguetes sexuales que todo hombre debe probar antes de morir:

ANILLOS

Lovely 2

Este juguete está llamado a utilizarse en pareja. Se introduce en la base del pene y su función es atrapar el flujo de sangre, permitiendo erecciones más duraderas, al mismo tiempo que estimula a tu pareja. En el mercado hay cientos de modelos, los cuales están hechos de distintos materiales. Se recomiendan los elásticos. Piénsalo muchas veces si vas por uno de metal, porque puede causar dolor y una visita a la sala de emergencias (¿recuerdas la historia del rodamiento?)

Uno a destacar es Lovely (en el GIF), un anillo que además es inteligente y mide tu performance sexual.

VIBRADORES

Pulse

Vibradores y estimuladores pueden estar en la misma categoría, pero aquí hemos decidido separarlos en cuanto a la zona del cuerpo en que se utilizan. Bajo ese contexto, anotamos bajo “vibradores”, objetos que se instalan como una funda en el miembro masculino -específicamente en el glande- con el fin de dar placer. En el mercado existen varias opciones, entre los que destacan el Cobra y el Pulse (en la foto).

Situados en el lugar en cuestión se transforman en una buena compañía en momentos de onanismo.

ESTIMULADOR PROSTÁTICO

StronicSi te sientes con deseos de explorar el punto que rompe el deseo, el punto G que todo hombre lleva dentro, la alternativa es acudir a un estimulador prostático. Hay de distintos tamaños, funciones y materiales. Uno de los actores principales, por si te apuntas, es Stronic Zwei, disponible aquí.

FLESHLIGHT

fleshlight

Es el juguete sexual más vendido en el mundo. El Fleshlight parece una linterna, pero en realidad es un objeto que simula la textura de una vagina para una penetración lo más cercana posible a la realidad. Su gran gancho de venta es que varios de sus modelos están moldeados directamente desde las pornstars más famosas de la industria.

Su versión original cuesta 64,95 dólares, mientras que las ediciones personalizadas cuestan 79 dólares. Si quieres saber más, visita el sitio oficial de Fleshlight. Dato importante: se usa con lubricante

Una alternativa al rey del mercado es el Flip Hole de Tenga. Su uso es similar.

MUÑECAS
RealDoll

RealDoll / Stacy Leigh / Uso editorial

Si quieres llevar las cosas a algo más íntimo, si tu amor necesita rostro, bienvenido al mundo de las muñecas sexuales.

El piso de entrada son las muñecas inflables. Son de plástico y parecen un chiste, pero son las más económicas. Pero si quieres jugar en serio, la llave al placer es RealDoll, muñecas hechas de silicona y articuladas que parecen personas (casi) reales. Pueden ser personalizadas.

Su costo mínimo: 5.000 dólares. No hablan, pero pronto, más pronto de lo que imaginas, lo harán.