¿Qué es Pornostagram? Su nombre da pistas inequívocas en el mundo de las redes sociales e internet: un Instagram porno/erótico, un lugar para que cada usuario pueda compartir libremente imágenes destinadas a un público adulto, sin miedo a traspasar los términos de servicio del sitio web.

Sabemos que hay suficiente porno en internet, pero la idea de algo envuelto y dirigido a socializar la experiencia es más bien escasa.

En Facebook, el pecho de una madre amamantando a su hijo pasa como pornografía y rápidamente puede ser denunciado como contenido inapropiado. Hace unos meses, Instagram eliminó de sus etiquetas búsquedas que implicaran cierto contenido sexual, como #sex, #boobs, #ass, #milf y otro sin número de términos relacionados. Algunos podrán esgrimir que las redes sociales son pacatas, señoras que van a misa dos veces al día, mientras que otros pueden argüir que son negocios orientados a un público amplio, que incluye menores de edad (+13) o que simplemente no está acostumbrado a ver partes del cuerpo expuestas así como así.

La discusión puede ser eterna, pero la pregunta está ¿existen lugares en internet donde adultos puedan compartir su sexualidad libremente y socializarla?

Las apps de citas desarrollan parte del concepto -la afectividad-, pero aún bajo premisas amistosas y SFW (safe for work). Tumblr y Pinsex cautivan visualmente, con fotos y archivos Gifs, pero la interacción social es limitada.

Ahí surge, Pornostagram. (Por amenazas de Instagram, el sitio ahora migró a uplust.com)

Hicimos una cuenta -con fines de investigación- para explorar sus posibilidades. Esto es lo que encontramos:

  • La estructura del sitio es simple. Da acceso a fotografías, tags como #boobs, #amateur, #blowjob o #gay (que, como en todo sitio porno, solo parece destinado a hombres gays) y un panel de opciones del tipo “lo más visto” o “lo más votado”.
  • Es gratis
  • Dominan fotografías de mujeres desnudas (no es una queja). Hay una gran porción de usuarios que suben fotos al azar y que no responden a una identidad, pero a la vez hay un buen número de personas reales que, efectivamente, socializan y comparten fotos desde el libre albedrío.
  • Puedes ser seguir y ser seguido por los usuarios del sitio
  • Tiene un chat. Lamentablemente, las veces que ingresamos al sitio (horario de oficina), no había nadie en la sala.
  • Desafíos. Como una forma de incentivar la interacción existen desafíos semanales para subir fotos que cumplan ciertos requisitos. Algunos de los ya realizados son #sombras, #transparencias, #foodporn y #vintage. La idea es ser el campeón honorífico a la mejor imagen.
  • Fappy Guy. Es un juego basado en “Flappy Bird”, en el que el rostro de un anciano, al toque del mouse de un notebook, debe evadir penes (en vez de cañerías como en “Flappy Bird”), en un fondo lleno de pechos. Por cada obstáculo superado, un gemido femenino. Nuestro récord es 18.

Hay más opciones, por cierto, pero cada uno podrá descubrirlas en cuanto a lo que decida compartir en el sitio.