El sexo está tan divinizado que hay personas dispuestas a cualquier cosa para sentir la descarga de un orgasmo. Y cuando decimos cualquier cosa, hablamos de situaciones simplemente asquerosas.

Hoy en el capítulo de tuve sexo con… tenemos a un tipo que desarrolló una relación íntima con un coco.

En Reddit, el usuario coconutthrowaway69 compartió con el mundo su extraña experiencia con el fruto tropical. Antes de leer te advertimos que la historia es gráfica y que no es recomendable para almas impresionables, menos si estás comiendo.

¿Ok? Aquí vamos:

“Un día escuché que mi mamá iba a salir toda la tarde. Estaba caliente y decidí que sería fantástico tener sexo con un coco. Honestamente no sé por qué pensé que sería una buena idea, pero algo en mis pensamientos estaba obstruido en aquel entonces. Acabé tomando un abrecocos y por 20 minutos de esfuerzo creé un hoyo suficiente para meter mi cerdito (pene). Decidí que requería lubricante y agarré lo más resbaloso que tenía cerca (mantequilla) antes de hacerlo. Tuve sexo con el coco y se sintió bastante bien, hasta que eyaculé. Luego lo puse bajo la cama para continuar con mi día… Por una semana, el coco fue mi salvador”

¿Desquiciado? ¿Sientes asco? Espera, que la cosa se pone peor. El tipo nunca limpió el coco y con los días se fue acumulando su fluido. También había moscas y un olor extraño. Sin embargo, antes de tirarlo a la basura, nuestro genio decidió darle una despedida a su amante temporal.

“El peor error que he hecho en mi vida”

Pero prepárate para lo peor de la historia.

“Miren, la razón por el aumento en el número de moscas fue porque el coco era, evidentemente, un buen lugar para poner huevos. Mientras penetraba el coco una última vez comencé a sentir una extraña sensación. Desconcertado, saqué mi pene para descubrir que estaba cubierto en una mezcla podrida y mohosa de mantequilla y semen, además de pequeñas larvas…”

 

Les advertimos, la historia era completamente repugnante.

Pero al menos nos deja una lección: no tengas sexo con un coco. Ni con ninguna otra fruta. De hecho, lo recomendable es solo hacerlo con humanos.