Como siempre hay que inventar nuevas formas de fidelizar a la clientela y atraer nuevos comensales, algunos restoranes de comida japonesa han descubierto la fórmula perfecta para conquistar al público masculino. Al ver la comida servida sin platos, sin cubiertos y sin siquiera una mesa, en reemplazo sólo una linda chica desnuda cubierta por sushi, sashimi, nigiri y otras delicias orientales, no habrá hombre en la tierra que se resista ante una tentación como esta. Adán y Eva, la historia se repite una y otra vez, pero ahora el fruto prohibido es una porción de Sushi.

Esta tendencia que aterriza en occidente no es novedad en oriente. El Nyotaimorique literalmente significa “bandeja de mujer” en japonés, es una antigua práctica oriental, una tradición y, por ende, una más de las labores que la Geisha debe satisfacer con su cuerpo… desnudo. Esta dosis de erotismo que se le añade a la comida indefectiblemente hace que una experiencia de por sí placentera sea aún más intensa. Por los menos, la temperatura alcanzará los 36,5º Celsius.

Las ciudades más cosmopolitas de este lado del mundo como Londres, París, Nueva York, Los Ángeles e incluso Buenos Aires han adoptado esta forma de servirse un bocado nipón, rebautizado como Body Sushi, debido a la curiosidad que esta despierta. Una curiosidad que se plasmó por primera vez en los años ’90 cuando por primera vez se abre un local de comida con el concepto Nyotaimori fuera de las fronteras de Japón. En poco más de 3 años esta vanguardista iniciativa empezó a expandirse, pero con la correspondiente occidentalización, que para los japoneses desvirtúa esta práctica. Para los japoneses no es una mera estrategia de marketing para atraer clientes, sino una costumbre muy arraigada y que es parte importante de la idiosincracia de su pueblo.

Sushi_Naked_Lado

Así como hay diversos estilos de mesa, hay diferentes formas de servir la comida. Cuando las porciones son pocas, tal vez la mejor manera de colocar la mesa y distribuir los alimentos es como la imagen lo gráfica.

En el contexto occidental, las mujeres que aceptan este trabajo cobran alrededor de US$ 500 por ser la bandeja predilecta de un restorán en Nueva York o Toronto. Las europeas de ciudades como Paris y Londres piden sumas de dinero que superan ampliamente la cantidad señalada.

Para los lobos más hambrientos que no se conforman con el plato de fondo sino que quieren el postre, existen varios “empresarios culinarios” que ofrecen comida japonesa a domicilio con servicio incluido al estilo Nyotairomi: una chica sirve de mesa para luego transformarse en un delicioso y dulce postre que se saborea, cómodamente, en la intimidad del hogar.

Como las buenas ideas siempre se replican y se riegan por el mundo, Latinoamérica no podía ser la excepción. En Buenos Aires está L’Averno, un club al cual sólo se puede acceder si se ha realizado una reserva para, al menos, 6 personas. Ahí el Sushi se sirve en bandejas humanas que pueden ser tanto mujeres (Nyotaimori) como hombres (Nantaimori).

Para los que tengan ganas de probar esta exótica experiencia ya sea para ser comensal o bien para atreverse a ser devorado por un grupo de chicas hambrientas, el L’Averno se encuentra ubicado Av. Corrientes 1632 y su correo electrónico es [email protected] para que adelanten con su reserva, así bajando del avión se van directo al club. Del hotel ni me preocuparía porque puede que la noche sea muy, pero muy larga. Como diría Joaquín Sabina: y nos dieron la una, las dos y las tres, y las cuatro y las cinco también.

Un vídeo para ver esta inusual manera de servir la comida y abrirles el apetito:

“A Taste of the Night” Featuring Nyotaimori 女体盛り Live “Body Sushi”, by Sushi Artist Vu Nguyen from vu nguyen on Vimeo.