Machos carnívoros, todos gozamos de un buen trozo de lomo o costillar de cerdo bien hecho. Lo mismo cree Luis Meneses, diseñador gráfico y publicista que, tras un viaje a Colombia, regresó con una nueva idea para paladares sibaritas.

Se trata de las carnes ahumadas Delafama.

Su idea, básicamente, consiste en ahumar cortes de lomo vetado y costillar de cerdo en maderas de roble, nogal, cerezo o ulmo, con aliños que le den un toque chileno. El resultado es un producto sellado al vacío y casi listo para poner en la parrilla.

 

“Defino cada tanda o serie de ahumado de carne como totalmente de autor, algo único e irrepetible, ya que este proceso es como la alquimia. Se necesitan de varios factores para realizar el ahumado: humedad, madera, tiempo, ingredientes, tipo de carne, etc. Lo que lo diferencia de otros productos es el tema de rescatar lo que yo llamo el ahumado chileno, tratando de buscar como nuestros pueblos originarios curaban, salaban y ahumaban la carne”, señala Meneses.

Este trabajo de artesano, obviamente, tiene un precio. El valor del lomo vetado es de CLP 16.000 por kilo, mientras que el costillar de cerdo cuesta CLP 13.000 el kilo. Hay despachos gratuitos por sobre seis kilos, dentro de la circunvalación Américo Vespucio.

Más detalles en delafama.cl