Los muchachos de “Real Men Real Style” suelen romperse la cabeza contra las paredes con un solo objetivo en mente: ayudar el hombre moderno en los desafíos del día a día. Uno de ellos es saber combinar zapatos con el traje perfecto. No es un arte menor y no falta quien comete algún crimen de lesa humanidad al usar, por ejemplo, un impecable atuendo negro con calzado marrón. Nunca debes hacerlo, puedes causar sangrado masivo en los globos oculares de quien te está mirando.

Es cierto, nadie nos enseñó. Pero después de esta pequeña guía es imposible hacerse el que no le dijeron. Aquí, el dato: los zapatos perfectos para cinco trajes distintos.

azulmarinoTraje azul marino (navy blue):

Lo magnífico de este color es que se adapta con diferentes tipos de calzado. Una especie de camaleón esencial en el ropero. Ninguno de los colores de zapatos, en la escala tradicional, debería desteñir con este atuendo y la elección de uno u otro dependerá de la ocasión a la que se enfrenta. Anote:

  • Zapatos negros. Ideales para el trabajo o momentos formales. Dan sobriedad al conjunto.
  • Zapatos marrones o café. Especiales para dar un aspecto más relajado.
  • Zapatos rojos o borgoña. Pensados para entregar una actitud más juguetona, pero sin olvidar ni un centímetro de onda o estilo.


light grayTraje gris (light o medium gray):

Este tono tiene menos formalidad que el azul marino. Sin embargo comparte una característica esencial: su flexibilidad. O sea, permite diferentes colores de zapatos al momento de combinar. Eso sí, requiere una atención especial dependiendo de la camisa y los accesorios. Para que no se equivoque, una manito:

  • Zapatos negros. Son la opción más formal para este color de traje. Sobre todo si se lleva una camisa blanca.
  • Zapatos marrones. Calzarlos si va a un evento social o más casual y donde puede atreverse con camisas con un poco de color o diseño. No exagere, eso sí.
  • Zapatos borgoña. Para las mismas funciones que un zapato marrón. Por cierto, las mismas reglas.

brownTraje marrón o café (brown):

Este es difícil. Acá no sirve cualquiera y lo que entran en la lista deben cumplir ciertas condiciones. El equilibrio es un estado difícil de lograr, así que lee con mucha atención.

  • Zapatos negros. Por ningún motivo. Simplemente no se llevan bien, así que evítese el ridículo.
  • Zapatos marrones o café: Puede. Sin embargo tiene que considerar algunos consejos. Por ejemplo el tono del café de los zapatos no debe ser igual al del traje. La clave, dicen, es que el calzado debe ser un poco más oscuro que la ropa para no desviar la mirada.
  • Zapatos borgoña. Trate de seguir las consideraciones del párrafo anterior y sin irse a los extremos tonales que ofrecen ambos colores.

GrayCharcoalTraje gris oscuro (charcoal):

Esta es una alternativa bastante buena en términos de formalidad y funciona sin mayores dramas con ciertos colores. No obstante hay uno solo que puede provocar un lamentable accidente de estilo.

  • Zapatos negros. Vas completamente a la segura. se llevan de maravillas.
  • Zapatos borgoña. La clave es que sean bien oscuros, permitiendo elegancia y, además, un poco de relajo.
  • Zapatos marrones o café. ¡Stop! No lo hagas ni en tu casa. Si es en tonos oscuros se quedan cortos y si son muy claros dan la impresión de completa informalidad, casi como si fuera una broma.


negroTraje negro:

Las abuelas siempre dicen que el negro combina con todo, pero la verdad es que el dicho no es tan cierto y tiene su máxima expresión al combinar un atuendo de este color. El negro es completamente inflexible.

  • Zapatos negros: Perfecta y única combinación posible. Punto.
  • Zapatos marrones o café. No. Niet. Nunca. Nada. Demasiado informal.
  • Zapatos borgoña. No. Niet. Nunca. Nada. Demasiado informal.

Revisa y descarga la siguiente infografía resumen para que te sirva de guía:

zapatosytrajes