Hay veces en que sabemos que, con algo de suerte, pasaremos una noche afuera. Otras donde tenemos la certeza de que es un viaje relámpago.

En ambos casos, sabemos que no tiene mucho sentido llevar equipaje y que lo mejor es cargar encima lo justo y necesario. Aquello que, por higiene y comodidad, es imprescindible tener a mano aunque sean solo unas horas fuera de la casa:

  • Ropa interior
  • Una polera o camisa
  • Calcetines
  • Cepillo de dientes

La mejor forma de guardar las cosas es un rollo. Algo pequeño que quepa en una mochila, en un bolso o incluso en el bolsillo de un chaquetón, pero que a su vez evite las arrugas de la ropa que llevas.

Pon atención a este video donde Dave Hax te muestra cómo hacerlo.