Hace un par de semanas viajé de Miami a Santiago. Mi asiento en el avión era en una corrida de cuatro personas. En el avión, mágicamente solo estaba yo, lo que me permitió dormir como campeón, estirado a lo largo de las cuatro butacas. Por lejos, mi mejor experiencia en el aire.

La gracia, eso sí, quedó enana al lado del golpe de suerte vivido por el vlogger Casey Neistat, a quien la aerolínea Emirates le dio un upgrade gratis a primera clase en un viaje desde Dubai a Nueva York. Si lo hubiese pagado por sí mismo, Neistat debería haber desembolsado 21.635 dólares.

Ja. Maldito suertudo.

casey-neistat

¿Cómo es la experiencia? Casey Neistat grabó todo en su cámara, explorando cada detalle de su asiento de 21.000 dólares: las puertas motorizadas que entregan privacidad, un bar propio, el menú de delicatessen disponible para el paladar, la butaca que no es reclinable, sino que se transforma en una cama con la ayuda de las azafatas, y la posibilidad de ducharse en pleno vuelo.

Nada mal.

Toda la experiencia de Neistar en la primera clase de Emirates puedes verla en el siguiente video:

Sobre El Autor

Dígale Licenciado. Quintanormalino, puentealtino, providenciano y cantabridgian.