¿No levantas la mano para decir presente? ¿No sacudes tu mano en señal de adiós a alguien que se va en un tren? ¿No bostezas con los brazos extendidos? ¿No eres amigo de los grandes abrazos?

Sabemos cuál(es) es(son) tu(s) problema(s): tus camisas y camisetas sufren con la excesiva transpiración de tus axilas o están manchadas por el combate diario que tienes contra dicho flagelo. Sí, es un flagelo, un círculo demoníaco que es difícil de abandonar. ¿Por qué? Simple. Si usas desodorante, vas a sudar y humedecer tu ropa como si hubiera un gran lago en tus alas. Si utilizas antitranspirante, expones tus prendas al combo sudor + aluminio que dejará grandes manchas amarillas en ellas.

Puaj. ¿Cómo diablos prevenirlas, quitarlas y eliminarlas?

PLAN A: PREVENIR MANCHAS DE SUDOR EN LAS AXILAS
  • Usar una camiseta bajo la camisa. Ok. Esto en realidad es un truco para salvar tu camisa favorita de las terribles manchas amarillas. La camiseta en este caso es el escudo que recibe todas las balas, pero como nadie las ve, win-win.

Undershirt

  • Uso de desodorantes: Hay dos opciones. 1. Aplica una o dos capas, todo lo extra es más químico que absorbe tu ropa. 2. Úsalo con talco. El talco da frescura y ayuda a combatir la humedad sin aluminio. En ambos casos se recomienda aplicar y esperar unos minutos antes de ponerte la ropa.
  • Uso de antitranspirantes: Algunos sugieren cortarlos de raíz, pese al peligro de dejar tus axilas como sopa. Sin embargo, las compañías que los desarrollan trabajan en nuevas fórmulas y tienen en el mercado productos sin aluminio, que es el diablo en este cuento. Una buena idea es probarlos.
  • Depila tus axilas: No es necesario eliminar todos los vellos de la zona, pero es bueno deshacerse del exceso. Ayuda a reducir la humedad.
  • Lavar tus camisas con prontitud. Entre más tiempo se queda una mancha sin tratar, más posibilidades tiene de quedarse a vivir en tu ropa. La idea es que pongas algún producto de limpieza y la refriegues antes de ponerla en la lavadora.
PLAN B: QUITAR LAS MANCHAS DE AXILAS

Si el sudor te venció, no puedes evitar el uso de antitranspirantes con aluminio y la mancha amarilla se ganó el subsidio habitacional en tu camisa, solo queda una chance: aplicar químicos.

Y aquí, luego de una gran investigación, parece haber un gran favorito: OxiClean. La idea es mezclarlo con agua y sumergir la zona dañada por una o más horas, dependiendo de la mancha.

oxiclean

Mike Mozart / Flickr / CC

NUNCA USES CLORO. NUNCA.