Imagínese desfalleciendo de calor y sed. Imagínese que quiere apagar ambas sensaciones y está en un país donde no conoce el idioma. Entonces, la duda acuchilla su cerebro lenta y cruelmente: “¿cómo diablos pido una dosis de cerveza que calme mi necesidad?”.

Afortunadamente, hay personas que piensan en el bien de la humanidad. Arriba mostramos el ejercicio de un grupo de samaritanos que puso en el mapa de Europa la palabra adecuada para cerveza, según el idioma en que se habla en dicho territorio.

Solo faltó poner cómo se dice ¡Salud!

Cerveza

Haz click en la imagen para verla en mayor detalle.
Basado en mapa de Wikimedia por Julio Reis Marian Sigler.
Licencia: CC BY SA – Link: http://www.feorag.com