Este fin de semana se celebra el día de la madre. Ciertamente festejamos a todas, las propias y las vuestras. Amor sobra.

Cortesía finalizada es momento de abordar un concepto popular, masificado y adosado a aquellos hermosos seres que son fuente de vida: MILF. ¿Qué es? ¿De dónde viene?

Lo primero, MILF es un acrónimo de Mom I’d Like to Fuck You, que en buen castellano significa “Mama me gustaría tener sexo contigo”. Suena fuerte, a la tragedia griega de Edipo, aquel mozalbete de Tebas que mató a su padre y terminó casado con Yocasta, su madre biológica, tras una serie de desafortunadas circunstancias. Freud se hizo millonario robando con la idea. Sin embargo, el término -MILF- no es incestuoso y alude, generalmente, a madres de otros (amigo, vecino, la profesora del colegio) o a madres sin ningún tipo de relación sanguínea (madrastra) de buen ver, deseable en términos sexuales. En principio eran mujeres de entre 35 y 50 años, pero la industria del porno ha ido bajando la vara etaria. Hoy una mujer de 25 años, que tiene hijos, puede ser una MILF.

¿Cuándo apareció el concepto? En foros de internet hay usuarios que dicen haberlo escuchado en la década de 1960, pero al parecer no era lo suficientemente usado como para hacer su estreno en la cultura popular con la película “El Graduado” (1967), en donde Ben Braddock (Dustin Hoffmann) se enamora de su profesora de secundaria, Mrs. Robinson (Anne Bancroft), quizás la primera MILF de la pantalla grande.

La pista, luego, salta a los años 90. A mediados de la década es posible rastrear y documentar su uso en la web, sin embargo aún parece ser un término escaso, de los bajos fondos. El gran cambio vendría en 1999, hace exactos 15 años, con otra cinta hollywoodense: “American Pie”. En una de sus escenas, un grupo de adolescentes queda taciturno al ver fotos de la madre de Stifler. “Dude, that chick is a MILF”, comenta uno (ver escena). La aludida es la actriz Jennifer Coolidge, quien se convierte en objeto de deseo de uno de los protagonistas.

Jennifer Coolidge

American Pie (1999), la explosión del concepto MILF

“American Pie” fue el punto de inflexión de las MILF. En una sociedad ya hipermediatizada, la palabra comenzó a hacer eco por todos los rincones, influyendo incluso en una industria que generalmente es la que alimenta al mundo de estos ingredientes: el porno.

Tara Holiday

Tara Holiday, MILF chilena (Foto: Michael Dorausch / CC BY SA 2.0)

El mundo del entretenimiento para adultos consagró el término y hasta hoy lo explota de manera provechosa. De hecho, es una de las búsquedas más populares en sitios triple X. La idea de un tabú asociado a una fantasía, que además tiene que ver con sexo, es una fórmula demasiado exitosa como para dejarla pasar. El concepto, además, generó una consecuencia inesperada: extendió la vida laboral de las actrices del rubro. La chilena Tara Holiday, Phoenix Marie, Nina Hartley, Sara Jay y la reina madre Lisa Ann son ejemplo de los réditos de la palabra MILF en el porno.

Tras el proceso de curación y apropiación, las MILF volvieron a salir a la calle. Actrices famosas como Demi Moore fueron sindicadas como MILF y otras simplemente abrazaron con entusiasmo la denominación. Una de ellas fue Mary-Louise Parker, protagonista de la serie “Weeds”, quien alabó sus pechos luego de tener hijos, mientras recibía un Golden Globe. El maní saltó a todos los campos del qué hacer humano, incluso a la política. Hola, Andrea Molina.

(Debate: ¿Es Camila Vallejo una MILF?)

Hay quienes creen que el término es ofensivo, en términos de objetivización de la mujer, pero también hay otros que ven el concepto como una forma de reafirmar que la belleza es inmune a los años.

Eres libre de tomar partido.

MIentras eso pasa, feliz día a todas las madres, incluidas las MILFs.