Sea el Día Mundial del Sueño o no, todos sabemos lo importante que es tener un buen dormir de acuerdo a los parámetros de la sociedad moderna (antes de la Revolución Industrial el panorama era distinto).

Hay que funcionar y no andar como zombies, básicamente.

“El sueño produce  falta de productividad, impuntualidad, la gente se levanta con menos energía, afecta la concentración y también provoca  irritabilidad, lo que claramente influye en la manera en que llevamos las relaciones personales y laborales”, afirma el psicólogo experto en hipnosis José Luis Rojas.

Es por eso que el mismo profesional recomienda diversos consejos para dormir bien sin necesidad de tomar pastillas:

  • Establecer una hora fija para ir a dormir y para levantarse.
  • Evitar la cafeína 6 horas antes de dormir. Esto incluye café, té, bebidas colas y energéticas, además del chocolate.
  • Evitar alimentos pesados, picantes, o con mucha azúcar 4 horas antes de ir a dormir.
  • Limitar las siestas a 30-45 minutos.
  • No hacer ejercicios antes de ir a la cama.
  • Evitar el exceso de alcohol 4 horas antes de ir a dormir y no fumar.
  • Encontrar una temperatura confortable para dormir y tener la habitación bien ventilada.