Para convertirse en un dios escandinavo es necesario trabajar duro. Lo sabe el actor australiano, Chris Hemsworth, que por estos días se rompe el lomo preparándose para su papel de Thor: Ragnarok.

Hemsworth se puso bajo las órdenes del entrenador Luke Zocchi, quien lo tiene en un régimen de alta intensidad. Los ejercicios incluyen flexiones, sprints en bicicleta estática, sogas y pesas, entre otros

La prueba de que no es fácil ser Thor la entregó el propio Hemsworth a través de su Instagram.

El clip apenas dura 30 segundos, pero son suficientes para que a uno le dé fatiga de solo mirar.

Thor: Ragnarok se estrena el 3 de noviembre de 2017.