Al momento de comprar una máquina para hacer ejercicios siempre hay dos preguntas que atacan la cabeza. Una tiene que ver con su funcionalidad misma: ¿la usaré? Mientras que la otra interrogante tiene que ver con algo más bien estético: ¿dónde ponerla? Porque reconozcámoslo, toda máquina de ejercicio es horrenda, un crimen a la decoración de cualquier vivienda.

Toda esta palabrería es para presentarles Fuoripista, una bicicleta estática que si bien no resuelve tu dilema shakesperiano de hacer o no hacer ejercicios, al menos se encarga del problema visual.

De hecho, es tan bonita que da un poco de pena transpirar en ella.

Fuoripista 02

Creada por el estudio de diseño Adriano, la bicicleta estática destaca por el uso de materiales como madera, vidrio y cromo pulido. Ni hablar de los detalles, los cuales incluyen un stand para una tablet y un sillín provisto por la célebre marca inglesa, Brooks.

Fuoripista 01

La Fuoripista está siendo exhibida en el SaloneSatellite de Milán hasta el 9 de abril. Por ahora no hay un plan de venta ni precio sobre la mesa, pero de seguro la cifra te hará perder una buena dosis de calorías.