Hacer ciclismo bajo techo no es un panorama muy atractivo, a menos que ames la vista que se encierra entre cuatro paredes. Sin embargo, la compañía Zwift está decidida a cambiar este esquema y transformar el ciclismo indoor en una experiencia enviciante.

La fórmula es simple: Zwift convierte una rutina de bicicleta estática en una especie de videojuego en el que puedes competir con usuarios de todo el mundo. El proceso consiste en transmitir la energía producida por tu pedaleo a un computador en el que eres un avatar presente en una realidad virtual. Tu esfuerzo será equivalente a la velocidad que verás en pantalla.

Zwift 02

Se ve bien, pero para adentrarte en el mundo de Zwift debes considerar algunos elementos:

1. Tener un turbo trainer como un Wahoo Kickr o un Tacx Neo Smart (sus precios superan los 1.000 dólares).

2. Comprar un ANT + dongle, un USB stick para tu computador, el cual permite conexión con el ANT + sensor de velocidad del turbo trainer. (Windows).

3. En un Mac (y ahora también en iOS) basta sincronizar la conexión Bluetooth.

Cumplidas estas condiciones, Zwift entrega 14 días de prueba, pero a partir de entonces requiere una suscripción de 10 dólares mensuales. Que no es más de lo que le pagas al gimnasio al que nunca vas.

zwift