El verano es el momento del año llamado a usar ropa cómoda, ligera, fácil. Sin embargo, la falta de juicio es una epidemia planetaria. En cada esquina, hay alguien que se esmera en complicar lo simple, en manchar sus manos con la culpa de un crimen de estilo. ¿Será una forma desesperada de conseguir la atención? Como sea, por favor, aunque lo veas en la calle dile a no a lo siguientes flagelos de la primavera-verano.

sandalias

¿Sexy? // Flickr: Tomas Quinones (CC BY 2.0)

1. La chala/sandalia con calcetines. Es cierto, hay superhéroes que se ponen la ropa interior sobre los pantalones, pero eso no da para justificar torpezas como la de usar calcetines al mismo tiempo en que se llevan chalas, hawaianas o sandalias. El verano es momento para liberar a los pies de la tiranía de los zapatos, de que respiren y no se te pongan hediondos. Pies libres de estúpidas cárceles, además te ayudan a regular la temperatura del cuerpo, dándole frescura. Ponerse calcetines es antihumano, antivida. Ojo, eso sí, tener los pies expuestos requiere de un par de condiciones de salubridad mínimas: lávatelos y córtate las uñas.

calcetines

via www.artofmanliness.com

2. Los calcetines hasta la rodilla. En siglos pasados mostrar mucha piel era de mala educación, incluso entre los hombres. Por eso, cuando usaban shorts -no shores- se necesitaban calcetines que cubrieran hasta las amígdalas. Por muy ridículo que se vieran. Hoy el protocolo es más laxo y ponerse los calcetines hasta la rodilla es una excentridad de nerds y algunos futbolistas. Usar calcetines tan largos en verano, además, te dejará las piernas más mojadas que calzoncillo de cartero. Así que por favor, dile no a este flagelo.

3. La polera cuello V. Favorita entre quienes sobredesarrollan los músculos pectorales, la polera cuello V es un sinsentido en el clóset masculino. ¿Cuál es la idea de lucir escote? ¿Mostrar los pelos en el pecho? La única justificación es tener men boobs y sentirse orgulloso de ellas. Ten en consideración que entre más profunda sea la V, más horrendo es el crimen. Basta mirar el estilo flúor-kazajo de “Borat” (foto principal). Cualquier onda, ¿ah?

hOMERo Simpson

No a la visibilidad de la pelusa en el ombligo

4. La polera carpa / la polera apretada. Aprendida la lección del cuello V, hay un elemento que no se debe pasar por alto en las poleras de cuello normal y redondo: es fundamental usar una prenda que coincida plenamente con tu talla. Si eres flaco y te pones una XL, das pena como espantapájaro; si eres gordo y usas una XXXL pareces carpa de circo. Si eres flaco y optas por algo apretado no se te ven los músculos, porque no tienes; si eres gordo y vas por algo ajustado, ¿en qué estás pensando? ¿no has visto en el espejo la sandía que esconde tu abdomen? Nadie tampoco quiere ver las pelusas de tu ombligo. Disimula las carencias y disimula los excesos. No es una cuestión de ser metrosexual, de ser fijón o la cacha de la espada, es una cuestión de vivir en sociedad.

cruyff

Muy corto, casi minifalda

5. El short de futbolista ochentero / el short hasta el tobillo. El short tiene en ciencia en su propio nombre (corto). No exageradamente corto ni escasamente corto. Si el short es muy corto, entonces estamos frente a algo parecido a una minifalda en un cuerpo equivocado. Durante los 70 y los 80, este estilo fue muy popular entre los futbolistas, dejando muchas veces expuesto el contorno de las partes nobles. Con el tiempo el error se corrigió, aunque no es raro ver a gente que no se enteró de la noticia. Ahora, si el short es muy largo, ¿cuál es el sentido de que se llame short? Hay modelos de “short” que de suerte no llegan a los tobillos.

6. La camisa abotonada hasta el cuello. Epítome de lo nerd y de poca conciencia con el medio ambiente. Usar una camisa abotonada hasta el cuello, sin corbata, en verano implica mayor calor corporal, mayor expulsión de carbono y mayor uso de aire acondicionado. Eso si contar, lo rídiculo que te ves. Además limita tus movimientos, te hace ver empaquetado, te corta el aire. Libera tu manzana de Adán de aquel sufrimiento, atrévete a mostrar y desabotona, desabotona.

Anteojos

¿?

7. Los anteojos en la nuca / los anteojos de sol en la noche. Los anteojos de sol son objetos creados para usar en los ojos y protegernos del sol. ¿Obvio? Si fuera tan obvio por qué hay gente que se los pone en la nuca, por qué hay gente que los usa de noche, cuando el sol se ha escondido y quien reina es la Luna. Llevar gafas de sol en la noche no es cool, es poco práctico, es tonto.

Jaiba8. Bronceado tipo jaiba. Sí, es súper machito no usar bloqueador solar. Sí, el bronceado hawaian clóset o fantasmagórico no es lo más cool del mundo. Pero también es súper irresponsable -a menos que tengas una predisposición médica- sufrir los efectos del cáncer de piel porque sí. Protégete, no seas burro, aplícate un bloqueador solar de nivel 40, al menos, y acaba con la soberana idea de andar con la piel colorada como jaiba. Antiestético y antisaludable.