Trabajar. Todos debemos trabajar. Aunque te dé fatiga, no puedas concentrarte o la procastinación sea tu segundo nombre. Sabemos que no es simple, porque el mundo está rodeado de distracciones (celulares, series de TV, videojuegos, los amigos…) que son una galaxia más entretenida que cumplir horarios de 9 a 6. Sabemos también que en vez de estar trabajando, quisieras estar fuera y tener más tiempo para lo que realmente importa.

House

Es en esta esquina de la vida en la que uno se pregunta: ¿existirá algún método que permita enfocarme en el trabajo, ser más productivo y que me deje más tiempo libre? La respuesta es sí (si fuera no, no habría necesidad de este post). Varias. Pero nos enfocaremos en una en particular: la Técnica Pomodoro, un estilo de trabajo que propone dividir el tiempo de trabajo en pequeñas unidades, con descansos incluidos, y que pretende dejar más tiempo para tu sagrado ocio. ¡Yay!

¿Qué es la Técnica Pomodoro?

La Técnica Pomodoro crea pequeños sets de trabajo que ayudan a enfocarte en una tarea a la vez, aumentando tu productividad en un tiempo más reducido. Esto redunda en más tiempo libre para tu vida.

El cerebro maestro detrás de la idea es un tipo llamado Francesco Cirillo, quien en su época de estudiante universitario buscaba una forma de optimizar su tiempo de estudio y trabajo, y luego así disponer de más energía para sus reales intereses: pasar el tiempo con sus amigos y emborracharse hacer del mundo un mejor lugar.

Después de crear el método, lo bautizó como Técnica Pomodoro, inspirado en un timer o temporizador de cocina con la forma de un tomate pomodoro.

pomodoro timer

¿En qué consiste la Técnica Pomodoro?

OK. ¿De qué se trata esta maravilla que promete una mejor administración de mi tiempo? Cirillo desarrolló un proceso de seis pasos que puedes repetir las veces que quieras durante el día, según la carga de trabajo que tengas o desees.

Los pasos de la Técnica Pomodoro son:

1. Elige UNA tarea que debes hacer. UNA.

2. Programa el timer o temporizador pomodoro por 25 minutos.

3. Trabaja en la tarea hasta que el timer suene. Si algo te distrae, escríbelo en un papel, luego vuelve al trabajo.

4. Cuando la alarma suene, pon un visto bueno en un papel.

5. Si tienes menos de cuatro vistos, toma un descanso de 3 a 5 minutos. Luego vuelve al paso 1.

6. Después de cuatro pomodoros, toma un descanso de 15 a 30 minutos. Resetea tus vistos buenos y vuelve al paso 1.

Si no tienes un timer pomodoro, puedes usar tu celular o aplicaciones online como marinaratimer, tomato-timer o la extensión pomodoro timer para Google Chrome.

Eso es todo. Simple.

checklist-1919292_1280

¿Por qué debería funcionar? El secreto de la Técnica Pomodoro es que ayuda a planificar de mejor manera las tareas, mientras que llevar un registro, procesarlas y visualizarlas son fundamentales para reducir las interrupciones internas o externas que puedan afectar tu concentración, dando un mayor enfoque y fluidez a tu trabajo.

Quienes practican la técnica, concuerdan que tres sets (9-12 pomodoros al día) suele ser un día bastante productivo, pero aquí te mostramos una escala para que la vayas adaptando a tus necesidades. No incluye los tiempos de descanso, porque es un elemento variable que depende de tu ritmo y estilo de trabajo.

  • Nivel Principiante: 1 – 4 Pomodoros al día = 25 a 100 minutos (1 hora 40 minutos).
  • Nivel Graduado: 5 – 8 Pomodoros al día = 125 (2 horas 5 minutos) a 200 minutos (3 horas 20 minutos).
  • Nivel Experto: 9 – 12 Pomodoros al día = 225 (3 horas 45 minutos) a 300 minutos (5 horas).
  • Nivel Maestro: 13 – 16 Pomodoros al día = 325 (5 horas 25 minutos) a 400 minutos (6 horas 40 minutos).

Al principio cuesta acostumbrarse a la Técnica Pomodoro, pero una vez tomado el ritmo se ven los beneficios. Si sirve de recomendación, apuntar como meta a 8 pomodoros diarios no está nada mal: 3 horas 20 minutos diarios significan 17 horas con 20 minutos de trabajo a la semana.

anchorman