El español Manel Torres cuando niño se escapaba al cine a ver películas de ciencia ficción, estaba fascinado con el futuro. Aunque a los 16 años optó por estudiar diseño de vestuario, tal vez influido por su abuela costurera, dicha fascinación nunca decayó. Incluso aumentó con el paso de los años, culminando con el desarrollo de una nueva tecnología que permite, con una botella de aerosol, confeccionar una prenda de ropa en unos cuantos minutos.

Aerosol Fabric

Manel Torres, aerosol en mano, rociando Spray on Fabric en un maniquí.

La historia del diseñador y su genial invento se inicia en su natal Cataluña, donde comienza sus estudios en diseño de vestuario. Luego, en 1995, partía a Inglaterra a realizar una maestría en moda en el Royal College of Art de Londres, la escuela más prestigiosa e influyente de Europa. Al tiempo regresa a España con su visión del futuro convertida en una obsesión, pero con un claro enfoque: “encontrar la manera de acelerar el proceso de fabricación del vestuario sin comprometer la calidad y comodidad”. Y por esas casualidades de la vida, su idea comenzó a tomar forma cuando estaba en el matrimonio de unos amigos y, al ver como rociaban a los novios con confeti en aerosol, pensó por qué no hacer lo mismo con tela.

Con esa idea en la mente regresó al Royal College of Art a realizar un doctorado. Su objetivo era desarrollar un aerosol que pudiera rociar un producto sólido que formara una capa o piel como tela. Así comenzó un largo camino de experimentación, apoyado por el profesor Paul Luckham, ingeniero y tecnólogo químico a quien la idea de Manel Torres le pareció brillante y, desde la ciencia, absolutamente posible. Entonces, ambos se pusieron a trabajar en el desarrollo del aerosol.

Tela Fabrican

Así se ve la tela que contiene el aerosol una vez rociada en una superficie.

En el año 2000 la dupla lograba la fórmula perfecta: una mezcla consistente en fibras de viejas telas y un polímero que actuaba para unirlas, más un solvente que se evaporaba, haciendo que la pulverización se convirtiera en sólido al contacto con una superficie. De ahí vendría la primera prueba exitosa en la que Torres roció el producto sobre un maniquí obteniendo una fina y delgada tela que se podía desprender segundos después. La fascinación de la infancia dejaba de ser sólo ficción y comenzaba a tornarse una realidad.

Tras este logro, Manel Torres pasó de alumno graduado en un PhD a ser académico en investigación de su misma escuela. Y en conjunto con Luckham continuaron experimentando con diversas fibras, colorantes a base de nanopartículas de color y otros insumos que no fuesen tóxicos para el ser humano, hasta que en 2008 el aerosol enlatado se hizo realidad con el primer prototipo.

Para 2010 el Spray on Fabric se usaba fuera del laboratorio, y debutaba en sociedad mediante una exhibición en público en la pasarela más importante de Inglaterra, London Fashion Week, en septiembre de ese año, como se aprecia en este video.

Camiseta Fabrican

La camiseta rociada con el aerosol es suave y flexible como cualquier tela.

Cada vez son más usos y combinaciones las que han descubierto Torres y Luckham desde que fundarán Fabrican Ltda. En la actualidad las prendas de ropa que logran imprimir en los cuerpos, mediante el aerosol, son a base de fibras de algodón, seda, lino y otras telas. Además, las prendas se pueden modelar, lavar y reutilizar.

Si bien Spray on Fabric se originó como un producto para innovar en el ámbito de la alta costura, con el objeto de satisfacer las necesidades de los diseñadores en su búsqueda de nuevos materiales y formas de crear, a medida que se profundizó en el desarrollo de esta tecnología se fueron encontrando otras aplicaciones en diversos ámbitos como tapicería de mobiliario, diseño de interior en automóviles e incluso insumos médicos (parches, vendas, etc.).

En definitiva, Manel consiguió mucho más que su objetivo inicial de crear prendas de vestir con un nuevo material, futurista, cómodo, sin costuras y en forma instantánea. Logro el reconocimiento de la comunidad científica al transformar una ficción en una realidad. Claro ejemplo de esto son las palabras del propio Vice Rector y Director de la Facultad de Ingeniería de la Royal College of Art, Stephen Richardson: “Paul y Manel representan muchas de las características que definen la investigación en el Royal College; como ideas creativas y productos novedosos. Su trabajo ha abierto un nuevo campo de investigación y es un buen ejemplo y recordatorio de que todos podemos aplicar principios científicos para producir resultados sorprendentes”.

Entrevista con Manel Torres, el creador de Spray on Fabric:

Reportaje a Manel Torres donde explica los diversos usos de Spray on Fabric: