Pharrell Williams, productor y cerebro musical de las canciones más exitosas de 2013 –“Blurred Lines” de Robert Thicke y “Get Lucky” de Daft Punk- comenzó esta semana descartando ser un vampiro. En serio. Muchos creen que su lozano rostro no refleja los 40 años que tiene y lo asocian a un consumo de glóbulos rojos humanos.

“No soy un vampiro, estoy dispuesto al registro y decir que no bebo la sangre de la gente. ¿Cómo mantengo un look joven con 40 años? Me lavo la cara”, dijo a Time Out.

El tipo es buena onda y ese espíritu además de compartirlo con personas pretende expresarlo también en su compromiso con el planeta. Pharrell Williams, a través de su compañía Bionic Yarn y en asociación con G-Star, pretende elaborar jeans ecológicos, jeans fabricados con desechos plásticos que hoy deambulan por los mares de la Tierra.

El proyecto se llama G-Star RAW for the Oceans y busca hacerse cargo de la asquerosa bola de basura que amenaza la vida silvestre de los océanos y que es mucho más grande de lo que imaginas (mira este link que solo incluye el Pacífico Norte).

Una duda razonable es qué tan ecológico será recolectar este desperdicio, considerado que se necesitan barcos y que los barcos consumen petróleo. Quizás tienen una carta bajo la manga.

Los primeros modelos de G-Star Raw for the Oceans deberían aterrizar en marzo. El precio aún no está fijado, pero seguramente no será amistoso con el bolsillo. Hoy, el par de jeans más barato en el sitio web de la marca alcanza los 140 dólares, unos 70 mil pesos chilenos.

Te dejamos con el video de promoción de los jeans ecológicos de Pharrell Williams y G-Star:

fuente: Discovery News