Murió Fidel Castro.

Después de miles de rumores y más de 600 intentos de asesinato planeados por la CIA, el líder revolucionario de Cuba finalmente se rindió a la vejez y falleció a los 90 años.

Su figura es polémica. Para muchos fue el libertador de Cuba, tras derrocar a Fulgencio Batista en 1959, y la voz de resistencia ante el poder avasallador de Estados Unidos en el siglo XX, mientras que para tantos otros no fue más que un dictador que mantuvo a la isla más de 50 años alejada de los cantos de sirena del capitalismo.

Ciertamente se escribirán miles de páginas sobre su influencia política y su lugar en la historia. Aquí, en tanto, el aporte estará centrado en sus gustos, vicios y placeres.

SU MANÍA POR LOS BUZOS ADIDAS

Castro siempre usó trajes militares verde oliva. Sin embargo, a partir de varios problemas de salud en 2006 y su retiro definitivo en 2008, Fidel repletó su ropero con chandáles o buzos. Al principio coqueteó con Fila y Nike, pero finalmente se quedó con adidas. La razón detrás es que la marca alemana fue por años (hasta el 2012) el auspiciador oficial del Comité Olímpico de Cuba. Así, más de algún traje, llegó a las manos de Castro.

fidel-castro

(Ministerio de Relaciones Exteriores de Cuba)

LOS HABANOS COHIBA

A Fidel le gustaba fumar buen tabaco, por esa razón él mismo creó la compañía de habános Cohiba, en 1966. Por mucho tiempo solo se producían unidades para su consumo o como regalo para mandatarios de otras naciones. A partir de 1982 se comenzó a vender al público en pequeñas producciones.

En 1985, Fidel Castro dejó de fumar por problemas de salud.

fidel-cohiba

(vía rolexmagazine.com)

EL BÉISBOL

Fidel Castro era pelotero. Hay muchos mitos sobre su calidad como jugador y que incluso lo ponen haciendo una prueba en los Yankees de Nueva York y en los Senators de Washington, sin embargo, no es más que eso: un mito. Castro amó el béisbol hasta las entrañas, pero era apenas un jugador del montón.

Otro deporte que abrazó fue el fútbol. Se autodenominaba delantero y hay más de alguna foto de él, pateando un balón. Tuvo una gran amistad con Diego Maradona. Este último se tatuó al líder cubano en su mágica pierna izquierda.

castro-beisbol

SU LIBRO FAVORITO

Ávido lector, Fidel Castro mencionó más de alguna vez que su libro favorito es Por quién doblan las campanas de Ernest Hemingway. La obra está inspirada en la resistencia republicana durante la Guerra Civil de España.

9875661635.jpg

(Editorial DeBolsillo)

SU OBSESIÓN POR LOS ROLEX

Hombres de todos los colores políticos y religiosos suelen caer en la tentación de un Rolex. Hasta el Dalai Lama tiene una colección. Castro (y el Che Guevara) también fueron fanáticos de la marca suiza que hoy reconocemos como una pieza de lujo y ostentación. Sin embargo, antes de los años 80, Rolex no tenía el mismo estatus y era más un reloj funcional. En el caso de Castro es común verlo en fotos, usando modelos Submariner y GMT Master. En una ocasión usó dos para tener la hora de La Habana y la de Moscú en su muñeca.

rolex-fidel

(vía rolexmagazine.com)