Entre los surfistas se mira con cierta desconfianza cuando algún nuevo fabricante ingresa al mundo de la confección de tablas. Hay una tradición, un aprendizaje envuelto en su diseño y maximización que no es para novatos.

No sabemos si Mercedes Benz estaba al tanto de todo este contexto, sin embargo, la compañía alemana parece decidida a participar del mercado, en un nivel premium, en vista de su último proyecto: MBoard, una tabla de surf asociada a Garreth McNamara.

¿Quién es ese? Para los que no lo conocen, G-Mac hoy ostenta el récord por correr la ola más alta (24 metros) de la historia. El registro es de 2011, pero está en disputa por Carlos Burle y el propio McNamara, quienes el año pasado cabalgaron monstruosas masas de agua (30 metros, dicen) frente a las costas de Praia do Norte, en Nazaré, Portugal.

Nazaré, precisamente, es parte del desafío que asumió Mercedes Benz al acercarse a McNamara. La empresa automotora se reunió con el surfista en sus oficinas de Sindelfingen y, desde entonces han trabajado en materiales y formas -nariz más respingada incluida- que puedan entregar mayor velocidad a la hora de montar las salvajes olas portuguesas y de otras zonas del planeta..

Bajo el lema “Lo mejor o nada”, la colaboración ya comienza a entregar sus frutos, los cuales pueden ser vistos en este video que resume la experiencia de McNamara en Nazaré, probando la MBoard, durante el último mes de febrero.


Las conclusiones, por cierto, están en fase preliminar, pero serán esenciales para saber si la flecha de plata se sube o no a la ola.