Una de las escenas más impactantes del primer capítulo de Lost (la serie de J.J. Abrams antes de que fuera cool y dirigiera Star Wars), era la de una persona literalmente succionada por el motor del accidentado avión. No debió ser para nada agradable para ese pobre cristiano.

Sin embargo, las cosas cambian y estamos seguros que ahora si querrías ser succionado por el motor de un Boeing 737. Y es que, si te sobra un espacio más o menos grande en tu living o loft, puedes comprarte la hermosa silla 737 Cowling diseñada y construida por Fallen Furniture.

Estos británicos se especializan en construir muebles reutilizando partes de aviones que estuvieron en funcionamiento. Así es Einstein, ya lo adivinaste: la silla 737 Cowling está construida a partir de un motor real de un Boeing 737 que estuvo en operación alguna vez (y capaz que hasta volaste en él).

FF-cowling-two-860x573

La silla es colosal: mide 2 metros de alto, por 2 metros de ancho y 2 metros de fondo. Está instalada sobre una base de aluminio que permite que puedas girarla fácilmente a pesar de su peso. Sus partes plateadas fueron pulidas a mano para que quedaran como un espejo y su interior oscuro finaliza con un asiento acolchado hecho en cuero.

¿Cuánto cuesta? No se sabe. Una silla así no es para el que quiere y en Fallen Furniture prefieren que los contactes y muestres tu interés antes de indicarte el precio. Imaginamos que no va a ser barato, ya que los motores de Boeing 737 no te los encuentras botados en la calle.

FF-cowling-five-860x694

De todas maneras, si tienes el dinero o el espacio para adquirir una silla de este tamaño, probablemente querrás complementarla con una hermosa mesa de centro hecha con la puerta de escape de un 737 o con las llantas de un 747 o 777.