Siempre quise tener un espacio para aislarme del mundo. En serio. No me considero un tipo antisocial, pero de vez en cuando me gusta dejar atrás el ruido de la ciudad y concentrarme en mis propios pensamientos. O tomarme un café tranquilo.

El problema es que cada vez es más difícil tener una guarida personal y uno empieza a añorar esa época en que se construía un refugio con cuatro palos parados y un techo improvisado en el patio.

Sin embargo, los muchachos de Podmakers parecen haberle adivinado el pensamiento a los miles que, como yo, desearían tener un espacio tranquilo para trabajar o descansar y para ello crearon el Escape Pod.

Este bello refugio moderno consiste en una estructura circular de siete metros cuadrados fabricada completamente con planchas de plywood y roble europeo. Todo revestido en tejas de cedro, lo que le da una apariencia maravillosa.

Por supuesto, no todas las personas que necesitan un espacio aislado lo requieren para dejar de escuchar el celular (o los niños) por un rato, por lo que la empresa inglesa tiene una variedad de configuraciones que permiten su uso como oficina, estudio (mezcla de oficina y dormitorio) e incluso como una habitación para invitados.

Estas diferentes configuraciones son un punto de partida, pero el Pod es completamente personalizable, a la medida del cliente, incluyendo la ubicación de las ventanas y el mecanismo de calefacción.

Estas casa-club para el adulto no son baratas, por supuesto. Debes considerar un presupuesto sobre los USD 23.000. Pero por unos minutos de silencio y tranquilidad, más de alguno creerá que vale la pena.

Sobre El Autor

Periodista, romántico empedernido, sufridor confeso. Su vida es una película, una comedia romántica con toques dramáticos, pero comedia al fin y al cabo. Cree en Dios para los partidos de la Selección o cuando no puede olvidar a una fémina. Ama el tango y el Glam-Rock, pero no odia el reggaetón. No le gusta como sale en las fotos.