Netflix le ha dado una nueva dimensión al dicho Netflix and Chill con el lanzamiento de una línea de marihuana basada en sus shows. Todo como parte de una campaña promocional de su serie Disjointed, en la que una mujer cumple el sueño de abrir su propio dispensario.

#AmericanWeedDream

De acuerdo a la compañía, cada cepa responde a la naturaleza de los shows en cuestión. Por ejemplo, los divertidos y más tontos tienen más indica, mientras que los más dramáticos van más cargados a la sativa, con la idea de que “las escenas más poderosas puedan resonar”.

Parte de las creaciones incluyen la Camp Firewood (Wet Hot American Summer: Ten Years Later), Pickly Muffin (Bojack Horseman), Banana Stand Kush (Arrested Development), así como Peyotea 73 (Grace and Frankie), Poussey Riot (Orange is the New Black) y Baka Bile (Santa Clarita Diet), por nombrar algunas.

Por cuestiones legales -relativas al estado de California en Estados Unidos., Netflix nunca manejó ni vendió los potes. Todo fue desarrollado en colaboración con el dispensario Alternative Health Herbal Services de California.

Ahora, la pregunta del millón: ¿Cómo conseguirlas? Lamentablemente, la respuesta es descorazonadora. Cada dosis fue vendida en una tienda pop-up en West Hollywood, durante el último fin de semana y solo estuvo disponible para aquellos con acceso a marihuana medicinal.

¯\_(ツ)_/¯

Pero quién sabe, quizás algún día.