Un viejo dicho afirma que para crear es necesario destruir. La historia del Universo -no sólo la de la humanidad- tiene múltiples ejemplos para ilustrar. Generalmente, es un proceso en cadena, pero a veces también puede ser simultáneo: cada golpe destructor es en sí mismo un golpe de creación.

Bart van Polanen Petel es un holandés que grafica el último fenómeno. Bart es el fundador del Paintboxing, un arte que combina el boxeo con la pintura.

En vez de pintarle la cara a un rival, cada una de sus obras es el resultado del poder demoledor de sus puños sobre una tela dispuesta en un puching ball. ¿El resultado? YouTube, en su cuenta Twitter, lo definió como si Jackson Pollock hubiese sido entrenado por Mike Tyson. ¿Cómo lo explica el propio Bart? Aquí, una breve conversación con el Paintboxer:

¿Cómo y cuándo se originó la idea del Paintboxing?

Hace unos dos años, aproximadamente. Estaba buscando una forma de expresar mi profunda pasión por el boxeo, especialmente desde un punto de vista filosófico, pero no podía encontrarlo. Durante ese tiempo conocí a mi actual novia, una estudiante de arte en los Países Bajos. Antes de conocerla yo miraba el arte de la misma manera que muchos miran al boxeo, desde una capa exterior. En arte moderno eso es “un niño podría hacer eso”, en boxeo, “sólo se hacen daño a sí mismos”. Abrí mis ojos y comencé a ver un maravilloso mundo detrás de las pinturas. Empecé a investigarla como modo de expresión y desde entonces nació el Paintboxer.

Eres un ex alumno de Joe Frazier, uno de los más grandes en la historia del boxeo, ¿cuál fue la mejor lección que te entregó?

Supongo que el mejor consejo fue dónde podía y dónde no podía caminar cuando caminaba entre el gimnasio y el hotel donde me estaba quedando. Me sacó a dar una vuelta en uno de sus Cadillacs un par de veces y me fue apuntando los lugares que eran relativamente seguros para caminar. North Philadelphia, donde estaba el gimnasio, era y aún es un lugar muy peligroso. Su consejo, quizás, pudo haber salvado mi vida.

Bart van Polanen - Joe Frazier

Bart junto a Smokin’ Joe, un tipo que mandó al hospital a Mohamed Ali (Gentileza Bart van Polanen)

-He visto que compartes tu pasión por el boxeo en el mismo modo que Ernest Heminghay o Pablo Picasso. ¿Cómo te inspiran desde el mundo del arte?

Claro. Amo leer sobre el boxeo, sobre todo a través de los ojos (o la pluma) de escritores talentosos. Me inspiro, sobre todo, por la idea que compartimos el mismo amor por la “dulce ciencia” (nota del editor: boxeo). Espero que mis pinturas puedan algún día ser vistas como un aporte al gran arte que ya ha sido hecho con el boxeo como inspiración.

-¿Cuándo fue la última vez que peleaste contra una persona? ¿Lo harás nuevamente o prefieres el paintboxing?

Ayer en el gimnasio. Hablando en serio, mi última pelea oficial fue hace unos tres años. Podría pelear otra vez, quién sabe. Nada, incluyendo el paintboxing, te hace sentir esa descarga de adrenalina cada vez que pisas el ring. Lo amo.

Estas son algunas de sus creaciones:

El resto del trabajo de Van Polanen puede ser visto en su sitio oficial, así como en su cuenta en Instagram. Finalmente, un video de su proceso creativo.

PAINTBOXER from Bart van Polanen Petel on Vimeo.