Las papas son un alimento que no sólo sirven de acompañamiento, también puede ser un plato único o de fondo. El secreto es hacerlas y presentarlas con algo más de preparación para que se vean y saboreen como tal.

Prepararlas es fácil y rápido, más aún si lo haces con ayuda del microondas que permite hacerlo en menos tiempo. Además, si sigues los consejos que te daremos verás que quedarán tan ricas como si lo hicieras de la forma tradicional. Esa creencia de que este aparato sólo sirve para calentar o descongelar los alimentos es un mito, la realidad es saber hacerlo.

Entonces, comenzamos con la consabida lista de ingredientes, pensando que es una cena para dos.

  • Papas grandes (2)
  • Queso crema (50 gr.)
  • Lonjas de salmón ahumado (2)
  • Alcaparras
  • Limón
  • Aceite

Lo primero es untar las papas con aceite, junto con espolvorear sal y pimienta. Luego hay que asarlas en el microondas en su máxima potencia por 10 minutos. Pero previamente, he aquí el secreto, pinchar las papás varias veces con un tenedor y envolverlas en papel vegetal.

En paralelo o bien con previa antelación -en el microondas asarlas es mucho más rápido que en el horno- preparar el relleno. Mezclar el queso crema con jugo de limón y un poco de sal y pimienta.

Una vez la papa asada, debes cortar en forma de cruz sin llegar al fondo de manera que sólo sea una abertura que permita el relleno. Apretar la base para así abrir la parte superior. Untar profusamente el queso crema de manera que sea más que una capa superficial. Desmenuzar el pescado y colocar al centro. A continuación esparcir las alcaparras y espolvorear una pizca de limón rallado para el sabor, aroma y presentación del plato.

La idea es que la superposición de cada uno de los ingredientes del relleno sobre la papa la hagan ver como una flor en primavera, con sus pétalos bien abiertos, su pistilo de intenso color naranjo en el centro y las anteras de un suave color verde.

Entonces sólo queda llevarlas a la mesa y servirlas en compañía de un buen vino. En este caso puede ser blanco, considerando el relleno con salmón, pero un vino tinto en cualquiera de sus variedades siempre es una excelente opción.