En algunas celebraciones, como Fiesta Patrias en Chile, la gente se azota a la carne de vacuno y no paran de hacer asados y comer como si no hubiese otro animal en la faz de la tierra. Para que vuelvan a disfrutar de las carnes magras, un pollo relleno con espárragos, entonces, parece una buena recomendación.

Como ya es costumbre iniciamos la receta con la lista de ingredientes:

  • Pechugas de pollo (una por persona).
  • Espárragos.
  • Salsa Blanca.
  • Lámina de Queso.
  • Lámina de Jamón.

Con todos los ingredientes en la mano, lo primero es poner el pollo al horno. Mientras se dora al calor abrasador de las tibias llamas, se aprovecha el tiempo que tarda en eso para preparar los espárragos. Luego de cocinarlos, hay que despuntarlos y sacarles los granitos que tienen las puntas.

El pollo, una vez listo, deben sacarlo y reservarlo, para luego agregar los espárragos. Para esto abrir el pollo haciendo un pequeño agujero por donde se deben introducir los trozos de espárrago.

Cuando lo anterior ya se hizo, se debe bañar la porción con salsa blanca y poner las láminas de jamón y queso. Entonces se lleva nuevamente al horno por un breve momento para dar el toque final, que el queso se derrita y el jamón se dore.

El objeto de agregar jamón y queso, aparte de incidir en la presentación del plato, sirven para acompasar el intenso sabor de los espárragos. Si quieren y les gusta, tal vez el jamón puede ser reemplazado por tocino, tiene más sabor y se torna crujiente cuando esta caliente, lo que le añade una sensación más agradable al comer, como al morder unos crutones.

Hay varias opciones para acompañar, pero le sugiero un puré (rústico o picante), arroz o papás cocidas. También puede ser ensalada, pero al tener espárragos creo que es mejor una de las opciones anteriores.

Para beber, siempre viene bien un vino tinto a temperatura ambiente o tal vez una cerveza bien helada, considerando que este plato es de por sí cálido y calórico. Pero los líquidos ya son una cosa de gustos más personales.

Sobre El Autor

Chef profesional, oriundo de Talca, capital de la región del Maule, Chile. Un joven profesional de la cocina que con una corta pero intensa carrera profesional, de la noche a la mañana salió del anonimato para convertirse en el Chef de moda de la televisión chilena y desde que la fama tocó a su puerta su vida cambió; de estar en la cocina ahora deambula por todos los sitios con sabor y aroma a farándula: ambiente que el mismo señala no le gusta mucho.