En teoría, las ventajas de privacidad (estar solo) y movilidad convierten la idea de ver porno en un smartphone en una situación win-win. Tentador y conveniente. Sin embargo, quizás quieras reconsiderar el plan luego de leer estas líneas.

Una reciente investigación de Wandera, una firma de seguridad tecnológica, encontró que un cuarto del malware hallado en dispositivos móviles proviene de sitios porno, lo cual representa un serio riesgo para tu información personal.

“Los sistemas operativos de los smartphones, especialmente Android, no son tan seguros como los computadores. Hay muchas vulnerabilidades que pueden ser aprovechadas fácilmente por hackers”, señala el estudio.

¡Ay!

Solo piensa por un minuto todas las apps que en tu teléfono guardan información personal y te darás cuenta de los peligros que enfrentas. Además, está el hecho de que varios sitios, tales como Brazzers, han sido expuestos últimamente con filtración de datos.

Ojo, esta no es una campaña para que dejes de ver tu amado porno, pero si no quieres que alguien te joda la vida, mejor que la próxima vez lo veas en tu laptop o desktop.

via GIPHY

¡Ah! Y una última recomendación: hazlo en la casa, no en el trabajo, idiota.