Nerd. La palabra viene dando vueltas desde los años 50, aunque nadie sabe muy bien cuál es su origen. Según el Oxford English Dictionary, la RAE en inglés, el concepto tiene dos definiciones:

  • Una persona estúpida, insignificante o socialmente inepta; una persona que es aburridamente convencional o estudiosa
  • Una persona que busca un interés poco común o altamente técnico con dedicación exclusiva u obsesiva

Ambas acepciones tienen un dejo denostador, pero desde el 20 de julio de 1984 apareció en escena una especie de orgullo nerd, una actitud que poco a poco dejó las mazmorras de la vergüenza para convertirse incluso en sinónimo de cool. Hace 30 años se estrenó “La Venganza de los Nerds”, una película que glorificó el nerdismo y cuya gran lección es que los nerds también pueden ser entretenidos y quedarse con las chicas lindas.

Aprovechando la ocasión, hacemos un ejercicio de taxonomía para clasificar los distintos tipos de nerd que existen.

Nerd Científico

Es quizás el nerd más clásico de todos. Amas tanto la ciencia teórica como la ciencia aplicada. Hace 30 años, tu abuelo, tu mamá y tus tíos te decían giros sin tornillo y te querían poner en colegios de superdotados. Lentes de marcos gruesos, camisa a cuadros y 47 mil tipos de lápices en el bolsillo del pecho son elementos clásicos en tu ropero.

Ingenieros, biólogos, matemáticos son parte de esta fauna que idolatra a tipos como Stephen Hawkins, Niels Böhr, Isaac Newton o Pierre de Fermat, gente tan inteligente en lo que hicieron que no vale la pena explicarlo a simples mortales.

Tu gran sueño es trabajar en el Gran Colisionador de Hadrones y una caricatura -exagerada e imprecisa, como es su naturaleza- es Sheldon Cooper de “The Big Bang Theory”. De hecho, te molesta.

Bazinga

Nerd Comic Con

Esta categoría es amplia. Los primeros en ser incluidos son todos aquellos quienes aman las historietas. Gozas del olor a tinta saliendo de cada viñeta, ya sea de superhéroes gringos o animés japoneses, sin dejar de lado el hentai. Obvio.

Al segmento se unen fanáticos de series de TV y películas de culto, preferentemente ligadas a la ciencia ficción. (Hello Star Wars, Star Trek, Battlestar Galactica). Coleccionas figuritas y accesorios relacionados, los cuales en lo posible jamás los sacarás de su empaque original.

Tus grandes fiestas son las ComicCons, eventos hoy bien establecidos donde los nerd más hardcore como tú experimentan el cosplay. O sea, te vistes como sus personajes favoritos. Tu gran sueño es tener el cómic número 1 de cualquier cosa, las versiones extendidas de tus series o películas favoritas y estar en una pieza con un harem de princesas Leia.

Princess Leia

Nerd Deportivo

No importa la disciplina. Puede ser básquetbol, béisbol, tenis, fútbol o golf. El nerd deportivo suele ser hardcore. No confundir con un hincha de tablón y todo ese cuento de dos pesos.

Eres el tipo nerd que lleva la estadística al dedo, que sabe los traspasos y rumores de su equipo, quién es el mejor jugador de la Sub 13, la Sub 15, la Sub 17 y la Sub 20. Si un compatriota hace un gol en la cuarta división de Sri Lanka, ahí estarás para comunicarlo al mundo. Cualquiera de los deportes que sigues está a la altura de la física cuántica. Es ciencia.

Te gusta demostrar tu conocimiento en foros, participando en ligas de fantasía y en juegos como Hattrick. Tu día ideal no es practicar deportes, sino que sentarte en el sillón de sol a sol viendo a tus atletas y equipos favoritos.

Probablemente nunca convirtiste. Sí, hablamos de sexo.

Hattrick

Nerd Artístico-Cultural

Tal como en las artes y la cultura, existen varias ramificaciones. Están los literatos-filosóficos que siempre esperan el momento para comentar el precio del pan de acuerdo a su cita favorita del último libro que se leyeron. Que la moral de Camus, de Sartre, Nietzsche. Incluso la Pablo Coelho. El libro, además, es siempre mejor que la adaptación al cine o la TV. ¿Cierto, fanáticos de Game of Thrones, El Señor de Los Anillos o Harry Potter?

El teatro tiene a sus propios exponentes, al igual que en la música, donde habitan los más creídos. Los snob musicales siempre son los que descubrieron una banda 10 años antes de su primer hit radial y una vez que los escuchan en la radio dejan de ser cool. Cualquier canción que no llena sus gustos es basura.

Hoy te llenas la boca con la fidelidad del sonido que entrega el vinilo.

Vinilo

Crédito: AtomicJeep / Flickr / CC BY 2.0

Nerd Gamer

Generalmente están asociados al mundo de las videoconsolas. Desde los 80, en adelante. Space Invaders, La Leyenda de Zelda hasta los shooters de hoy. Da lo mismo la consola: Atari, Sega, Nintendo, Wii, PlayStation, XBox o PC. Tu vida de gamer ocurre entre el joystick -o teclado- y la pantalla, la cual hoy se expande gracias a internet. Jugar Call of Duty, Halo, Aliens vs Predator y un montón de otros títulos es una estrategia online y que debes compartir al mundo gracias a servicios como Twitch. ¿No sabes lo que es Twitch? Entonces no eres un Gamer Nerd.

Queremos también incluir en esta clasificación a los amantes de juegos de rol y análogos del tipo Magic o Dungeon and Dragons. ¿Los abuelitos que juegan damas y ajedrez en las plazas públicas? Tampoco se salvan.

Gamer

Sergey Galyonkin / Flickr / CC BY SA 2.0

Nerd Gadget

Muchos te conocen como geek. Eres el nerd que abraza los adelantos tecnológicos con obsesión y pasión inusitada. Tienes aplicaciones para todo en sus smartphones, eres un hacker en potencia y estás dispuesto a probar cualquier píldora que produce la industria. Lees en Kindle, sacas fotos con cámaras antiguas de 35 mm. y esperas con ansias el día en que empiecen a vender los Google Glass. Algunas corrientes se asocian con un amor histérico y adolescente hacia los productos Apple. O sea, si estás leyendo esta nota en un Starbuck o con un vaso de café que lleva su marca, en tu MacBook Air o tu MacBook Pro Retina, probablemente eres un Gadget Nerd.

Te gusta que te cuenten las historias con GIFs o memes, como lo hace Buzzfeed, en tu diccionario brillan las palabras hackaton, seminario, coffee break, startup, crowdsourcing, kickstarter, y sinceramente crees que los gatos son los putos amos de internet.

Steve Jobs

Steve Jobs es mi copiloto (Crédito npbn / Flickr / CC BY 2.0)

Nerd Fitness

Aquí somos inclusivos. Técnicamente los nerd tienen un vínculo con el conocimiento y el cuerpo lo dejan de lado. Sin embargo, la dedicación que pones al crecimiento muscular te ubica de algún modo en esta órbita. Sólo le falta dormir en el gimnasio y sabes el nombre de partes humanas como el psoas. Conoces al dedillo suplementos y dietas ultra proteicas para convertir la grasa en potencia y fuerza.

Ya sea crossfit, ejercicios en suspensión o cualquier otro método, como nerd fitness tienes pocas habilidades sociales. Al punto que tu mayor interacción es postear selfies de ti mismo levantando pesas frente a un espejo. Te encantan desafíos físicos como las Spartan Races o los American Ninja Warriors. Clark Kent, el alter ego de Superman, es una caricatura que puede cuajar en la representación de un Fitness Nerd.

Crossfit

Crédito: CrossFit Fever / Flickr / CC BY 2.0)

Obviamente estas categorías pueden interactuar entre sí, son dinámicas. Es decir, hay nerds híbridos.

Para el final dejamos una última clasificación, la cual si bien tiene la palabra nerd asociada no pertenece a ninguno de los movimientos puros antes mencionados. Hablamos del FALSO NERD. ¿Quiénes son? Gente que se viste como nerd con ropa de marca, asiste a ComicCons solo para desatar sus fantasías sexuales o que está todo el día diciendo “yo soy súper nerd”. La sola pronunciación de la frase lo excluye de este mundo.

Un nerd nace, no se hace.