Uno de los grandes sueños del hombre es poder controlar el tiempo. En el intento -o más bien en el fracaso- hemos desarrollado una curiosa obsesión por aquellas piezas e instrumentos que marcan las unidades creadas (horas, minutos, segundos) para dar la impresión de que está en nuestras manos.

Los relojes son máquinas bellas. Uno se olvida debido a su producción en masa, sin embargo, la capacidad de asombro se renueva cada vez que un reloj es presentado como un artículo exclusivo o el resultado del trabajo primoroso de un artesano.

El Salón Internación de Alta Horología de Génova (SIHH) cumple 25 años en su edición 2015 y entrega una posibilidad única de ver en qué están las cabezas líderes de la industria. Es una semana en la que 16 marcas se unen para exhibir sus obras más logradas y refinadas. Por si te interesa la lista, hablamos de: A. Lange & Söhne, Audemars Piguet, Baume & Mercier, Cartier, Greubel Forsey, IWC, Jaeger-Le Coultre, Mont Blanc, Panerai, Parmigiani, Piaget, Ralph Lauren, Richard Mille, Roger Dubuis, Van Cleef & Arpels y Vacheron Constantin.

De todo lo mostrado, aquí seleccionamos 5 modelos de relojes, 5 máquinas del tiempo que te harán salivar, que desearás con toda el alma, pero que difícilmente estarán en tu muñeca.

Así es el cruel mundo de la pornorelojería:

AUDEMARS PIGUET ROYAL OAK CONCEPT

Audemars Piguet

Nuestro primer ejemplar es una pieza que en realidad es un acto de autosatisfacción, por decirlo de modo educado. Es una maravilla, sin dudas, ingeniería ultra complicada y cuyo objetivo es demostrar cuán lejos ha llegado la ciencia acústica, en términos de volumen y exactitud a la hora de marcar un “minuto perfecto”. Tiene autonomía de marcha de 40 horas, su caja y fondo son de titanio y sus agujas de oro blanco.

IWC PORTUGIESER ANNUAL CALENDAR

IWC Portugieser

Caja de acero, correa de cuero de cocodrilo y esfera de color azul medianoche. Este Portugieser destila elegancia y sofisticación. Parece simple, pero que su calendario anual esté ubicado a la altura de las 12 es todo un trabajo de precisión, digna de aplausos. Reconoce cuáles son los meses de 30 días, aunque el mes de febrero debe ser corregido manualmente a través de la corona. Hablamos de un reloj de 24 mil dólares (35 mil en su versión de oro rojo de 18 quilates).

JAEGER-LE COULTRE MASTER CALENDAR

Jaeger-LeCoultre

Lo increíble de este reloj que en apariencia no parece nada de este mundo es que precisamente es de otro mundo. Dentro de su caja de 39mm. viven rastros de meteoritos caídos en Suecia y que provienen del cinturón de asteroides que circula entre Marte y Júpiter. A la izquierda su versión acero inoxidable y a la derecha la de oro rosa.

PARMIGIANI BUGATTI TYPE 370 MYTHE

Parmigiani

Entre las versiones que presenta la suiza Pamegiani Fleurier destaca la celebración de los 10 de alianza con Bugatti, fábrica de súper deportivos. Son tres los modelos en cuestión: Revelation, Victoire y Mythe (en la foto). Todos representan conceptos ligados a la velocidad y la potencia asociada con los vehículos. Los diseños hacen justicia a su inspiración.

GREUBEL FORSEY GMT BLACK

Greubel Forsey GTM Black

Sí, es el mismo reloj que ilustra la nota y la ponemos de nuevo solo para hacer un punto: este reloj es uno de nuestros favoritos. Su gran gracia es el globo terráqueo azul, hecho de titanio, y que realmente es una esfera, lo que le da una visión 3D que, lamentablemente, no se puede apreciar en toda su magnitud a través de una foto. La Tierra de este reloj, incluso, se mueve para indicar en que parte del mundo está de días y cuáles son los países que duermen la noche. Están todos los husos horarios. Ah, y sólo se fabricaron 22.