Inspirado en los servicios de trenes europeos y en un reloj creado en los años 60, la marca suiza da nacimiento al Longines Railroad, una pieza que es parte de su aclamada Heritage Collection.

El Longines Railroad tiene una apariencia simple, sin grandes arranques de artesanía, pero al mismo tiempo guarda una precisión única, símbolo de una marca que justamente entrega confianza entre los miembros de tripulación de los mismos servicios ferroviarios en que se basa.

Al ponerle atención lo primero que destaca es el formato de su dial lleva el formato de 24 horas. Esta nueva versión además posee una caja de acero inoxidable de tamaño adecuado (40 mm.) y funciona con un nuevo movimiento, calibre L888.2 (por eso el 888 en su dial).

Su elegancia y estilo son evidentes. ¿Lo mejor? En un mercado en que los precios pueden ser absolutamente ridículos, este no lo es tanto: 1.850 dólares.

heritage_the-longines-railroad-3_rgb