Tristan Eaton es un conocido artista callejero en Nueva York. Su mirada es tan única que la casa de relojes Hublot decidió trabajar con él a la hora de crear un cronógrafo que rindiera homenaje a la Gran Manzana. Así nació el Hublot Classic Fusion Aerofusion Chronograph Concrete Jungle, el primer reloj de la compañía hecho con cemento.

hublot-04

Si se fijan bien, el cemento está presente en el bisel del reloj y tributa a la perfección la idea de que la ciudad de los rascacielos es realmente una selva de cemento. Por eso el nombre de Concrete Jungle, mi querido Watson.

Tampoco es casualidad que las dimensiones de este reloj sean masivas. Su caja es 45 mm. y también tiene como ingrediente el uso de cerámica negra. El dial permite ver el esqueleto del reloj y su movimiento HUB 1155, mientras que el dorso viene con la frase “Special Edition” grabada y un collage de la Estatua de la Libertad diseñado por Eaton.

hublot03
El Hublot Concrete Jungle es un reloj limitado a 50 piezas y tiene un precio de USD 19.500.