Se acerca el 18 de diciembre de 2015 a velocidad de megaknots y nadie quiere quedarse afuera del fenómeno del año: el estreno de “Star Wars – Episodio VII: The Force Awakens”.

Devon, especialista en productos de lujo, es otra de las compañías que quiso plegarse al fenómeno y lo hizo como acostumbra: creando un estiloso reloj que dejará boquiabiertos a los fanáticos de la saga de George Lucas.

Hay un solo problema: es caro como conseguir transporte desde Tatooine hasta Alderaan. Cuesta nada menos que US$ 28.500. ¿Por qué tanto?

Primero, por su exclusividad. A pesar de que la película tiene millones de fanáticos en el mundo, Devon solo construyó 500 relojes de estos y cada uno de ellos viene foliado en su placa trasera, lo que lo transforma en un invaluable objeto de colección.

Segundo, porque estamos ante una espectacular y compleja pieza de relojería. Para desplegar la hora, requiere de un sistema que usa cuatro correas de nylon reforzados en vidrio que son movidas por cuatro pequeños motores. Estamos hablando de un aparato que para mostrarte la hora requiere de 350 piezas.

watch-specs-large

Tercero, por su innovador diseño y la calidad de los materiales utilizados. El reloj evoca el casco de Darth Vader, además de las alas del TIE Fighter, el más famoso de los cazas imperiales. Es de acero inoxidable 316L cubierto con una capa negra brillante, su lente es de un policarbonato resistente a los rayones y trae incorporado un microprocesador. La batería es de polímero de litio y tiene una autonomía estimada en tres semanas. Y el toque final lo da esa hermosa correa de cuero texturado.

Si estás dispuesto a vender hasta tu casa para tener este reloj, te contamos que puedes puedes preordenarlo en el sitio web de la compañía. Necesitarás, eso si, US$ 2.500 para efectuar la reserva pero, si tienes casi US$ 30.000 para gastarte en un reloj imaginamos que no será problema. ¿O si?

Si no estás convencido, veamos que pasa después de ver este video.