Muchos amantes de los relojes desdeñan los smartwatches por su look moderno y que abandona completamente la tradición horológica. Y cómo culparlos. La mayoría luce plástico y asiliconado, como si fueran de mentira o de juguete.

Sin embargo, ahí afuera, existen un par de ejemplos que buscan una tregua. Piezas que quieren entregar la pirotecnia de los nuevos tiempos en un cuerpo que no renuncia al estilo clásico de los relojes. ¿Uno de ellos? El nuevo Fossil Q Founder.

Probablemente no será el reloj de más alta gama, pero lo que hace el Fossil Q Founder es interesante. Armado con la plataforma Android Wear, ofrece distintas opciones de visualización. La mayoría emparentada con la tradición relojera. A eso suma correas de acero inoxidable y de cuero que lo harán ver como una pieza atemporal.

Entre las cualidades que destacan, el Fossil Q Founder es un reloj con una esfera de 38,1 mm y pantalla circular de 1,5” con resolución de 240 ppi. Tiene 1GB de RAM, 4GB de almacenamiento, además de Wi-Fi y Bluetooth. Su resistencia al agua es IP67 (puede estar sumergido hasta por tres minutos a 1 metro de profundidad) y la duración de su batería es de 24 horas.

¿Dónde comprarlo? En el store de Google por 275 dólares, lo que parece un precio más o menos razonable.