A la hora de comprar un reloj, uno de los elementos importantes a considerar es saber qué tipo de cristal lo protege. No da lo mismo el material. Todo depende del uso que se le quiera dar. Obviamente hay cristales más resistentes que otros y que influyen directamente en el precio que pagas por un reloj.

Por lo mismo, decidimos presentarles los tipos de cristales que hoy se usan en la industria de los relojes. Estos pueden ser divididos en tres grupos:

#1 PLÁSTICO

En este grupo conviven materiales como el Plexiglás, el acrílico y el Hesalite y es la opción más barata del mercado. No suelen romperse, pero son sensibles a los rayones. Es normal verlo en relojes outdoor y, en el caso del Hesalite, en la muñeca de los astronautas. El Hesalite es un material sintético muy resistente y el único que no estalla en gravedad cero.

Omega Speedy Tuesday 01

El Omega Speedy Tuesday tiene cristal Hesalite.

#2 VIDRIO

También conocido como vidrio mineral o cristal mineral. Es parecido al vidrio usado en las ventanas, pero con tratamientos especiales, ya sea químicos o en calor, para aumentar su resistencia a los rayones. En ese ítem logra un mejor cometido que los cristales plásticos, pero no es inmune. Bajo ciertas condiciones y mucha mala suerte, el cristal puede romperse. Suele encontrarse en relojes con un precio de rango medio.

Oris

Un Oris con cristal mineral.

#3 ZAFIRO

Llegamos al tope de la cadena. En la industria de los relojes brilla el zafiro sintético, un material creado a partir de la cristalización de óxido de aluminio y que es muy parecido al zafiro natural. Suele usarse en la alta relojería/relojes de lujo debido a sus cualidades de resistencia. Casi no se quiebra y es casi imposible que se raye. De hecho, en la escala de Mohs, que señala la dureza de los materiales en una escala de 1 a 10, el zafiro marca 9. El único material que existe en la Tierra con un 10 es el diamante.

big bang unico

El Big Bang Unico GMT tiene cristal de zafiro.