Ser rudo también es una forma de ganar corazones. Basta mirar cómo los Casio G-Shock han conquistado el mundo en unas pocas décadas con su apariencia robusta y su alma a prueba de todo.

Los relojes fueron creados después de que un ingeniero de Casio rompiera la pantalla del suyo. No fue simple: después de dos años y más de 200 prototipos, finalmente dio en el clavo. Sin dudas, todo un hito que en abril de 2018 cumple 35 años.

Y para celebrarlo, la compañía ha creado una colección especial para la ocasión, llamada G-Shock Red Out.

Los modelos usados son parte del catálogo actual de G-Shock, pero han sido teñidos de un bello rojo mate.

Sí, el color del amor y que -imaginamos- representa el amor de Casio por las más de 100 millones de unidades vendidas por los G-Shocks en estos 35 años de vida.

El dominio del rojo es total: correas, engastes, diales y pantallas LCD. Lo único distintos son algunos elementos en negro en la hebilla metálica de la correa, así como en el logo especial del aniversario que está en su dorso y que fue creado por el artista gráfico Eric Haze.

Los G-Shock Red Out llegarán a tiendas de Asia el próximo 19 de enero e imaginamos que luego seguirán su ruta en el resto del mundo. Su precio no ha sido anunciado.